Muy decididos limpiando sus hogares encontramos a las familias del barrio Manuel Fernández, que participaron en la jornada epidemiológica que realizó el Ministerio de Salud  en contra del dengue, chikungunya y zika.

Un total de 1050 viviendas están destinadas a ser fumigadas por los brigadistas, que desde muy temprano realizan esta jornada por la vida.

"La salud es lo primordial y la limpieza diaria  también es primordial, y vemos que la fumigación se mantiene, eso se lo debemos al gobierno, aquí nadie paga un centavo para que fumiguen en su casa y eso es importante porque el pueblo se lo agradece tambièn", dijo Diógenes Camacho.

La señora Valentina Izaguirre, considera que la mejor forma de sumarse a los brigadistas es limpiando la casa y eliminando los criaderos de zancudo, de tal manera cuando pasa  fumigando se termina de eliminar cualquier intento del zancudo por reproducirse.

"Siempre que pasan nosotros les abrimos la puerta a los brigadistas porque es importante y además nos encargamos de eliminar los calaches, todo eso lo desaparecemos, porque en este barrio no queremos enfermos y esto de la fumigación se lo agradecemos al presidente Daniel Ortega", señaló Izaguirre.

El doctor Santos Ortiz, epidemiologo del Centro de Salud Villa Libertad, aseguró que la campaña de fumigación se mantiene permanente, porque en verano los zancudos aprovechan para reproducirse y eso debe evitarse a toda costa.

"Esto es una continuidad del plan de lucha anti epidémica el cual no tenemos una pausa, seguimos en este comienzo del año y estamos en este barrio donde vamos a fumigar 1052 viviendas y así vamos a ir en cada barrio de este distrito", dijo.

El MINSA desde hace varios años mantiene una lucha titánica en contra de las diversas enfermedades, jornada a la que se han sumado las familias nicaragüenses. Esta campaña ha permitido reducir las afectaciones en las familias.