Eclipse solar podrá observarse parcialmente en Nicaragua en agosto

2017, un año de grandes eventos astronómicos

Tuesday 3 de January 2017 | Raúl Lenin Rivas

Dos eclipses solares (total y anular), así como dos eclipses de luna, además de diez lluvias de estrellas y una súper luna, son algunos los eventos astronómicos que podrán disfrutar los aficionados durante este año 2017 en distintas partes del mundo, según información publicada por agencias de noticias.

Sin embargo, para los nicaragüenses uno de estos eventos será el que tenga mayor trascendencia, nos referimos al que ha sido denominado desde ya como el “Eclipse del Siglo”, el primer eclipse total de sol que verán los estadounidenses en los últimos 70 años y que en Nicaragua (al igual que el resto de Centroamérica) podrá apreciarse en un 40%, es decir de forma parcial.

Este evento astronómico se producirá el 21 de agosto de 2017 y en nuestro país será visible entre las 12:00 m y 2:00pm, siendo a las 1:00pm cuando se verá en una cobertura del 40 por ciento, aunque en la zona de Cabo Gracias a Dios su visibilidad será del 50%.

“Este eclipse va a ser espectacular sobre todo para el sector de Nicaragua, en el caso de Cabo Gracias a Dios, donde se observará en un 50%, y los hermanos que se ubican en la zona norte del país podrán observar un 40%; un 40% que la Luna va a ocultar el Sol”, explicó David Castillo Pacheco, presidente de la Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses (Astronic).

Pacheco recordó que el 11 de julio de 1991 los nicaragüenses pudieron apreciar un eclipse total de Sol y que ahora disfrutarán de este nuevo evento de forma parcial en agosto de este año, siendo el próximo visible para Nicaragua el 14 de octubre de 2023.

“Este evento astronómico va a ser espectacular para Nicaragua, (y) la única forma que se podrá observar será a través de telescopio con filtros solares y nuestros hermanos si piensan prepararse para verlo deben conseguir anteojos de sol”, añadió Castillo Pacheco.

Donde podrá observar en su totalidad será desde el sur de la costa Este hasta el norte de la costa Oeste de Estados Unidos, siendo su punto máximo de oscuridad entre los estados de Ohio, Kentucky y Virginia Occidental.

Además de este fenómeno astronómico, el lunes 26 de febrero se presenciará un eclipse del Sol que será anular, es decir que la Luna cubrirá parcialmente el Sol y en su fase máxima se visibilizará una corona de luz.

Aunque no será visible en Nicaragua, este eclipse será apreciado en su mejor punto en las zonas de Comodoro Rivadavia en Argentina y Puerto Aysen en Chile.

Previo a la ocurrencia de estos dos eclipses solares, el 7 de agosto tendrá lugar un eclipse parcial de luna y el 11 de septiembre en todo el continente americano se apreciará un eclipse lunar penumbral, que se produce cuando la Luna queda en la sombra que hace la Tierra al interponerse frente al Sol y solo se oscurece ligeramente.

Castillo Pacheco manifestó que para este año se ha previsto el tránsito de un asteroide que podría pasar muy cerca de la tierra, permitiendo ser observado.

En lo referido a las lluvias de estrellas o lluvias de meteoros, durante este año se registrarán un aproximado de 10, ocurriendo la primera este 3 de enero de 2017, las Cuadrántidas, un fenómeno que se produce en los primeros cincos días de cada año en la constelación de Bootes.

La siguiente lluvia de estrellas ocurrirá el 22 de abril, las denominadas Líridas y que podrán ser apreciadas de 10 a 20 meteoros en su hora cumbre.

Las Eta Acuáridas es la siguiente lluvia que se producirá el 4 de mayo, evento que se caracteriza por la alta velocidad de sus meteoros procedentes del cometa Halley.
El 27 de julio se presentarán las Delta Acuáridas, meteoros débiles más perceptibles desde el hemisferio sur.

El 12 de agosto ocurrirán las Perseidas, meteoros también de alta velocidad que se posicionan en la constelación de Perseo.

Las Oriónidas, se apreciarán el próximo 21 de octubre y que podrán ser vistas después de la media noche.

En noviembre ocurrirán tres lluvias de estrellas, siendo la primera el 5 de ese mes denominadas las Táuridas del Sur, seguidas el 12 por las Táuridas del Norte, y finalizando el 17 con las Leónidas.

Las Gemínidas cierran el año de lluvias de estrellas el 14 de diciembre, las que pueden apreciarse en todo el planeta.

El 3 de diciembre se producirá una superluna, la que según los expertos se prevé que no supere en tamaño a las ocurridas durante el 2016.

Comentarios