Las familias nicaragüenses no desaprovecharon el último día de vacaciones este lunes 2 de enero, y visitaron los diferentes balnearios del país, echándose el último chapuzón, para luego reincorporarse a sus labores, en este 2017 que promete estar lleno de muchas bendiciones, paz y prosperidad.

En el caso de los capitalinos, muchos visitaron destinos turísticos cercanos, como Xiloá, El Trapiche o El Trapichito, balnearios que prefieren por sus grandes atractivos, como la tranquilidad, la gastronomía y la infraestructura mejorada.

El poblador de Ciudad Sandino, Omar Cáceres, en compañía de toda su familia, visitó la mañana de este lunes la paradisíaca Laguna de Xiloá, ubicada a tan solo 20 kilómetros de la capital.

Disfrutan de paisajes, gastronomía y tranquilidad

Xiloá, rodeada de bellas montañas, en la Península de Chiltepe, se muestra como una valiosa opción para hacer turismo, cerca de la capital. Además que las familias, la prefieren por los bares y restaurantes, y gran paisaje natural que ofrece a la vista.

“Decidimos venir hoy, porque viene menos gente, y así podemos disfrutar más. El ambiente está espectacular, la estamos pasando sano, en familia, alegres”, dijo Cáceres.

Mientras que Jacobo Rodríguez, capitalino que habita cerca de Carretera Sur (Managua), agradeció al Buen Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, por garantizar la gratuidad en la entrada a estos espacios recreativos y turísticos.

“Estamos alegres, disfrutando estas vacaciones, matando el estrés, y saliendo de la rutina. Es un ambiente bastante agradable Xiloá; y como es una laguna, las aguas son tranquilas, sin mucho oleaje”, valoró.

El Trapiche y Trapichito, repletos de turistas

El equipo periodístico de El 19 Digital, también hizo un recorrido por el balneario El Trapiche y el Trapichito, donde se pudo observar que, a pesar de ser el último día del periodo vacacional, se llenaron totalmente; y contaron con el resguardo de la Policía Nacional, cruzrojistas y bomberos.

La capitalina, María Gioconda Flores, explicó que en el caso de El Trapiche, es un lugar muy alegre, por la música que ponen los bares y restaurantes; así como por la sombra que propician muchos de los árboles, cercanos al cuerpo de agua.

“Es limpio, accesible para los que vivimos en Managua. Es un lugar cerca, bonito, para la recreación. También hay piscinas donde los niños y niñas pueden estar; toda la familia está alegre de estar aquí”, refirió.

Luego de vacaciones, a trabajar con optimismo

Por su parte, Víctor Rodríguez, del barrio Domitila Lugo, indicó que El Trapichito, es un destino turístico ideal para los niños y niñas, porque hay piscinas especiales para los mismos.

“Estamos recibiendo el año nuevo, y aprovechando este último día de vacaciones. Los atractivos que tiene este lugar son muchos, el clima, la tranquilidad, los árboles, la alegría que se vive”, manifestó.

Si en algo coinciden los bañistas, es que luego de estas grandes vacaciones, el 2017 es para trabajar y seguir adelante, en una Nicaragua que cada día se abre a más victorias, esperanzas, optimismo y mucha prosperidad.