Cargando termos con hielo, frutas y comidas, turistas nacionales y extranjeros abarrotaron este primero de Enero, los buses que se dirigen a los balnearios de Poneloya y Las Peñitas, en el departamento de León.

Efectivos de la Policía de Tránsito, también se han desplazado a este lugar y a los balnearios, para garantizar la seguridad de las familias.

Las familias de todo el departamento de León, destacan la seguridad y tranquilidad que se vive en los balnearios, luego de las actividades Decembrinas.