Desde las primeras horas de este primero de enero, la Policía Nacional se encuentra desplegada en las carreteras que comunican con los balnearios del país, regulando el tránsito vehicular y exhortando a los conductores a ser responsables y manejar con suma precaución.

Este enorme despliegue policial forma parte del plan especial de fin de año y año nuevo que viene ejecutando la institución desde hace una semana.

En Managua uno de los puntos prioritarios es la Garita Sur, donde los agentes han estado deteniendo principalmente camionetas con rumbo a la playa, como también motocicletas, ya que este último sector vehicular es prioritario ante el gran número de accidentes fatales en que se ven involucrados.

Al ser detenidos se les solicitan sus documentos para ver si están en orden, pero sobre todo se les recuerda no tomar licor y conducir con suma precaución.
La capitán Consuelo Gutiérrez, jefa de la Garita Sur, explicó que el objetivo es que este inicio de año se lleve a cabo con la menor cantidad de accidentes de tránsito posibles y por consiguiente sin víctimas que lamentar.

Los conductores consultados saludaron este esfuerzo, pues permite estar más seguros al desplazarse por las vías.

"Está bien este plan porque así se evitan accidentes, vehículos con exceso de carga, conductores que van de goma, desvelados, tomados; entonces yo creo que está bien para evitar tantos accidentes", dijo el ciudadano Lorenzo Antonio Guillén.
Los agentes estarán desplegados en las carreteras hasta las primeras horas de la noche, cuando la mayoría de veraneantes hubiesen retornado a sus hogares.