Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, exhortó a las familias nicaragüenses, este sábado 31 de diciembre, a ser prudentes al manipular pólvora y conducir en las carreteras en el contexto de las festividades de Fin de Año y Año Nuevo, 2017.

“Muchos padres de familia se han descuidado, y han permitido que sus hijos manipulen la pólvora, y ahora tenemos las consecuencias de muchos quemados por pólvora”, reflexionó el líder religioso, reiterando su llamado para evitar estas desgracias.

El Cardenal Brenes, tras presidir una misa especial en honor a San Silvestre, en el municipio de Catarina (Masaya) manifestó que también muchas personas han conducido ebrias, lo cual también es considerado un acto imprudente, y ha tenido sus consecuencias lamentables.

“Hay que saber que al ponerse al mando de un timón de un automóvil es una responsabilidad. Llevamos con nosotros personas, familias, y que si no somos prudentes, el día de mañana tendremos que lamentar la pérdida de un ser querido, lo que viene a traer dolor a la familia”, dijo.

Su Eminencia, reiteró su exhortación para que la noche de este 31 de diciembre, y el día de mañana 1 de enero (2017), las familias van a salir a disfrutar, lo hagan con prudencia.

“Que ese disfrute que se perfila como alegría, retorne a la casa también lleno de alegría, y no retornemos con llantos y tristezas. Mi exhortación es mucha prudencia, sobre todo para aquellos que van a manipular pólvora, y aquellos que van a conducir durante estos dos días”, concluyó Brenes.