Con optimismo, Fe y Esperanza, recibirán el 2017, aseguraron este jueves las familias nicaragüenses, al ser consultados sobre las metas, perspectivas y propósitos que tienen para el próximo año.

Entres los mayores deseos que tiene los nicaragüenses, es seguir viviendo estos tiempos de paz, unidad y amor, con mayores fuentes de trabajo, salud y educación de calidad.

Alberto González, vende hamburguesas en el Mercado Iván Montenegro, y valoró el 2016, como un año de muchas victorias, y espera que el 2017 continúa a ese mismo ritmo.

“Nuestra expectativa es que haya más progreso en el país, que haya trabajo y mucha paz. De este 2016, podemos valorar todas las cosas que ha hecho el Gobierno, todas esas obras en beneficio del pueblo”, expresó.

Valoró el esfuerzo que realizó el Buen Gobierno este año, en la construcción de más escuelas, hospitales, calles totalmente modernas en los barrios.

“El Malecón de Managua, está muy bonito. El parque acuático, la pista de patinaje, la Avenida de Bolívar a Chávez, todo esto ha generado mucho turismo”, sostuvo.

Este poblador, manifestó que no hay necesidad de ir a otro país, para progresar, porque “en Nicaragua hay trabajo, pero se necesita gente con actitud”.

Por su parte, el capitalino Mario Rodríguez, expresó que estar con la familia en unidad y con salud, es lo que pide a Dios para el próximo año.

“Este año fue muy bueno, el país ha avanzando, se mira que hay mucho movimiento de comercio y actividad económica”, dijo.

Manifestó que espera que en 2017, el Gobierno siga construyendo más carreteras, y lleve más energía a las comunidades remotas, como se ha venido haciendo.

“Lo principal, es que Diosito nos de salud y estemos felices. Lo material es importante, pero es más importante la salud”, expresó.

Mientras que Norma Aguilar Fariñas, aseguró que tiene como propósito que en 2017, seguir luchando y trabajando. Además, valoró el trabajo que ha realizado el Gobierno, en la lucha contra la pobreza.

“Veo que todo va marchando muy bien, con el Gobierno que tenemos. Hay un gran respaldo a las familias pobres. Mucho tuvieron provisión, el Plan Techo, casas solidarias; a los adultos mayores les dieron muchos beneficios, la pensión, medios auxiliares”, refirió.

Dijo estar agradecida con el Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta electa, compañera Rosario Murillo, quienes este 2016, han sido guiados por Dios, para conducir muy bien a Nicaragua, y llevarla a conquistar más victorias.