El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha firmado un decreto por el cual Washington impone nuevas sanciones contra Rusia por la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones norteamericanas, informa la Casa Blanca.

Estas nuevas medidas punitivas afectarán a seis personas y tres empresas, de acuerdo con el Departamento del Tesoro estadounidense. Además, las nuevas sanciones afectarán dos agencias de inteligencia rusas: el Servicio Federal de Seguridad (FSB) y el Departamento Central de Inteligencia (GRU).

¿Quién sufrirá las nuevas medidas de castigo?

- Dos agencias de inteligencia rusas (FSB y GRU).
- Cuatro integrantes del GRU.
- Tres empresas "que suministraron apoyo material a las operaciones cibernéticas del GRU", según el comunicado oficial.
- 35 diplomáticos rusos han sido declaradas como personas 'non grata'.
- Además, el Tesoro de EE.UU. designa a otras dos personas rusas a los que acusa de usar medios cibernéticos para apropiarse de fondos e información personal de otras personas.

Asimismo, el Departamento de Estado ha anunciado el cierre dos "instalaciones rusas" en Maryland y Nueva York, porque asegura que se emplearon para realizar labores de inteligencia.

El Departamento de Estado y la Oficina Federal de Investigación prometieron también revelar la información técnica desclasificada sobre "ciberactividad de los servicios de inteligencia civil y militar de Russia".

Sin embargo, con todo ello las sanciones no se acaban. "Vamos a continuar a tomar varias acciones cuando y donde decidamos, y algunas de ellas no serán anunciadas", reza el anuncio de la Casa Blanca. Finalmente, anunció que presentará un reporte al Congreso al respecto.