De acuerdo al criterio de diversos analistas, la economía nicaragüense cuenta con buenas perspectivas para 2017, producto de diversos factores que han mantenido al país como uno de los de mayor crecimiento en la región.

El periodista Adolfo Pastrán considera, tomando en cuenta los 1,300 millones de dólares de inversión extranjera, 100 millones en concepto de remesas, el pujante sector construcción y el manejo de la macroeconomía, que Nicaragua alcanzará el 4.8 por ciento de crecimiento y con calificaciones positiva de parte de las agencias internacionales Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch, lo que apuntan a una economía sana y sin riesgos.

“Las perspectivas nuestras es lograr un crecimiento igual al del 2016, vemos que hay mejoras sociales en Nicaragua, creo que ese es un aspecto que hay que destacar, reducción de la pobreza, mejoras en salud, educación, crecimiento incluso en el nivel de los trabajadores asegurados que han ingresado al seguro social, nos da una perspectiva que la economía de Nicaragua se va a desempeñar muy bien el próximo año”, expone.

Diálogo y consenso

Sobre el modelo de diálogo y consenso impulsado por el Gobierno Sandinista, Pastrán valora la recién aprobada Ley de Asociación Publico-Privado, de la que estima puedan surgir unos 100 millones de dólares en inversiones.

“Ojalá que se puedan lograr. Están establecidas las bases en Nicaragua para lograr ese crecimiento”, señala.

El Subprocurador de Derechos Humanos Adolfo Jarquín Ortel, coincide en que la Alianza Público-Privada es vital para que surjan y sigan desarrollándose proyectos que traen soluciones a las familias.

“La economía ha ido avanzado y todo es de que nosotros hagamos las cosas como se deben, esa alianza publico-privada va a dar resultados porque hay muchos proyectos que son financiados por empresarios privados, siempre y cuando cuenten con el beneficio de la empresa gubernamental, del gobierno”, comentó.

Ortel consideró al café como un rubro muy importante en el impulso de la economía de este año por su auge y sus buenos precios internacionales, además del desarrollo que se viene dando en la región latinoamericana y la solidez del gobierno con el que cuenta Nicaragua.

“Una de las perspectivas importantes que ayuda a la economía es un gobierno fuerte, sólido como es el del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, que asumen la Presidencia de la República este 10 de enero. Esto envía un mensaje sólido, un mensaje de garantía al empresario, al inversionista extranjero, que este inversionista se siente cómodo, se siente protegido por un gobierno de esa envergadura”, consideró.

2017, la puerta a una nueva etapa

Para el también analista y periodista Moisés Abasalón Pastora, 2017 es nada más que la puerta de entrada a una nueva etapa que representan 5 años de gobierno.

“Las proyecciones que han manifestado los entendidos en la materia, FUNIDES, COSEP, el Fondo Monetario Internacional, la perspectiva, es un año que indudablemente es de muchos retos, pero que con la sapiencia y el equipo que ha estado trabajando en los últimos años, yo no tengo la menor duda que no sólo el 2017 sino lo que resta de este quinquenio, Nicaragua va a gozar de enormes posibilidades en cuanto a la proyección para catapultarse al desarrollo”, comenta.

Absalón Pastora se refiere a proyectos importantes como el del Gran Canal Interoceánico que sigue desarrollándose y que cobra gran relevancia para ahorrar enormemente costos de importación y exportación.

“Yo creo que esas ya son grandes ligas para Nicaragua y la posición, de acuerdo a los que conocen este asunto por lo menos en el hemisferio, hablan de que Nicaragua va a ser la tercer economía en toda América Latina, que realmente va a crecer en el ámbito de sus posibilidades administrativas”.

Pastora indica de que, con el compromiso de todos los sectores y la profundización del modelo de diálogo y consenso, el país podrá abrirse a muchísimas posibilidades a futuro en todo lo que respecta a materia económica.