Para los más de 570 habitantes del asentamiento Ayapal, Sector-Dique, en el Distrito III de Managua la tranquilidad y la seguridad ha llegado a sus hogares tras la normalización y legalización del servicio de energía eléctrica, un proyecto de restitución de derechos que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional continúa impulsando a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

Un poco más de 649 mil córdobas es el monto al cual asciende la inversión que el Gobierno del Frente Sandinista desarrolló en esta localidad de la capital, al construir 0.34 kilómetros de red para llevar el fluido eléctrico a 110 viviendas como parte del componente de Normalización de Asentamientos en el marco del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER).

“Antes nosotros estábamos pegados de un poste al fondo del barrio y así comenzamos a tener luz porque éramos de bajos recursos y ahora damos gracias a Dios y al Gobierno que tenemos el tendido eléctrico en nuestras casas”, expresó Andrea Solís Mendoza, quien aseguró que este proceso de normalización del servicio les brinda seguridad y tranquilidad porque sus electrodomésticos no se dañarán, pero sobre todo que no correrán el riesgo de que sus casas se incendien por una mala conexión eléctrica.

María Dolores Salazar, propietaria de una pulpería, afirmó que este proyecto llena de alegría y satisfacción a toda la población del barrio porque ahora tendrán mucha más confianza y seguridad al utilizar el servicio, dado que sus equipos de refrigeración para la comercialización de bebidas no se verán afectadas por los bajones de energía.

“Ahora estamos más seguros, antes no porque no teníamos medidores, la energía fallaba constantemente y siempre se nos estaban dañando los aparatos de la casa”, comentó Rebeca Mendoza.