Desde la proliferación de noticias falsas en las redes sociales hasta la explosión de dispositivos móviles, durante el 2016, muchos de los productos técnicos tuvieron que lidiar con fallas catastróficas. Grandes marcas como Google, Facebook y Samsung estuvieron en el ojo público a nivel mundial.

Con esto en mente, The New York Times (NYT) reseñó algunas de las fallas más problemáticas del 2016. Aquí te presentamos algunas de ellas:

1. Baterías

Los iones de litio ha sido el material más utilizado al momento de la construcción de baterías para dispositivos móviles, pero a partir de este año, puede que muchas compañías comiencen a repensar su uso.

Productos como los monopatines o “hoverboards” y el Samsung Galaxy Note fueron tema de discusión por mucho tiempo luego de que estos explotaran causando graves daños a sus propietarios.

Debido a este defecto, los “hoverboards” comenzaron a ser prohibidos en los centros educativos. Así mismo , Samsung se vio en apuros al tener que retirar sobre 2.5 millones de teléfonos.

Las explosiones - junto a las quejas persistentes sobre la poca vida que tienen estas baterías en los dispositivos móviles – causaron cuestionamientos sobre la necesidad de tecnología más avanzada al momento de fabricar estas piezas.

2. Record de seguridad en la empresa Samsung

Los celulares combustibles no fue lo único que afecto a esta mega empresa.

En Estados Unidos, también tuvieron que retirar 2.8 millones de lavadoras defectuosas. Esto debido a unas vibraciones poco usuales que podían llegar a provocar lesiones graves.

Samsung luego intentó volver a fabricar los teléfonos Galaxy Note, pero no fueron exitosos en su ejecución causando una segunda ronda de retiros. Al final, decidieron cesar la producción del aparato móvil puesto que no lograron identificar qué estaba provocando esta falla monumental.

Si algo quedó claro a partir de estos defectos es que el gigante de la tecnología necesita dedicarle más tiempo a la renovación de sus protocolos de seguridad, más allá de inventir cuantiosos recuros en avances estéticos.

3. Redes sociales

El NYT también enfatizó que el año tampoco fue perfecto para las empresas sociales Facebook, Twitter y Google.

Aunque por mucho tiempo se había dicho que las redes sociales eran el método predilecto por el público para mantenerse informado, este año enfrentaron críticas serias a lo largo del ciclo electoral estadounidense debido a la proliferación de noticias falsas en sus respectivas plataformas. Actualmente se estudia la posibilidad de que este suceso haya influenciado en el resultado de las elecciones, llevando a los estadounidenses a votar basado en publicaciones falsas.

Twitter también fue cuestionado por su estrategia para lidiar con tuits de contenido agresivo, incluyendo ataques racistas y amenazas de violencia.

Aunque las empresas de Internet alegan haber tomado las medidas necesarias para combatir las noticias falsas y lo discursos de odio, si algo quedó plasmado mediante la elección estadounidense fue las implicaciones el costo de libertad en los sitios web.

4. Asistencia virtual

Entre tanto, gran parte de la atención de Google se centró en la inteligencia artificial. Esto quedó evidenciado con el lanzamiento de productos tecnológicos como Home, un altavoz inteligente que pretende competir con el Echo de Amazon; Allo, un servicio de mensajería que capitaliza de la inteligencia artificial, y Pixel, un teléfono que equipado con un asistente virtual.

A pesar de todo el revuelo alrededor de los asistentes virtuales, incluyendo productos como Assitant de Google, Siri de Apple y Alexa de Amazon, el NYT calificó su desempeño como “mediocre”.

Según detalló el medio, todos fracasaron al momento de ejecutar tareas obvias – Alexa no pudo decir quién tocaría en el Super Bowl (aunque el producto estuvo destacado en un comercial del evento); Google Assistant no pudo reservar una mesa ni ordenar comida a domicilio, y Siri fue poco fiable al dar indicaciones en un mapa-.