Autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) reiteron al llamado a los padres de familia para que no permitan que los menores de edad manipulen la pólvora y de esa manera prevenir alguna desgracia.

La doctora Miriam Chamorro, subdirectora del Hospital La Mascota, dijo que en ese hospital se han atendido pocos casos de niños con quemaduras debido a que la campaña de prevención ha tenido buenos resultados.

"Los padres han estado más pendientes de estar al cuidado de sus niños, de evitar la exposición a todos aquellos productos que contengan pólvora y en realidad solamente se han reportado dos casos en todo este periodo", indicó.

Precisó que en uno de los incidentes el menor fue afectado en un ojo por una triki-traka, mientras que el otro menor resultó quemado en una mano.

"Toda pólvora es peligrosa porque puede producir quemaduras y lesiones en los tejidos de la mano, incluso hasta destrucción de los deditos", explicó Chamorro.

Entre las recomendaciones que se deben poner en práctica en caso de una afectación por pólvora están no aplicar ningún producto en la quemadura, lavar con abundante agua por 20 minutos, cubrir con un paño limpio y acudir a la unidad de salud.