Estelí está creciendo poco a poco. Pequeñas empresas, con respaldo del Gobierno Sandinista, han logrado surgir y ahora se convierten en generadores de empleo y dinamizadores de la economía a nivel local y nacional.

Panaderia

Una muestra de esto, es la panadería Zuriyjhon, la que se encarga de elaborar y distribuir más de 100 variedades de productos, entre galletas, pan simple, pan dulce, tortas de queque y muchas otras variedades que son de alto consumo en las familias de la región norte.

Panaderia

Su propietaria, Marta Karelia Zarate, cuenta que siendo una microempresa, iniciaron produciendo 150 latas y con dos trabajadores en el 2004, pero en 12 años han logrado un crecimiento considerable que les ha permitido ahora tener en planilla de 70 trabajadores en planta de producción, además de vendedores y distribuidores.

Panaderia

Ahora su producción se basa en 60 quintales de harina diariamente, alrededor de 1,800 quintales al mes, que son disfrutados por la inmensa mayoría de ciudadanos de Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Matagalpa y Jinotega.

Panaderia 

“El 50% que producimos se distribuye en Estelí, pero el otro 50 lo distribuimos en los municipios de Madriz, Matagalpa, Jinotega, Nueva Segovia y tenemos distribución en el Triángulo Minero”, relata doña Marta, cuyos inicios fueron en una casa alquilada y tres años después compraron una casa, posteriormente otra y de tal manera que ya son cuatro terrenos que ocupa la panadería y es tal la demanda, que el lugar resulta pequeño.

Panaderia 

Marta inició en la panadería de un tío, ahí conoció el arte de los postres junto al que hoy es su esposo, Denis José Castellón, que trabajaba junto a su hermana.

“Comenzamos el negocio sin saber absolutamente nada de administración, ni de comercialización, pero gracias a Dios, me apunté en cursos para capacitarme y el gobierno actual nos apoyó en asistencia administrativa y cómo inscribir la marca de la empresa. Los inicios fueron difíciles, sin capital de trabajo y alquilando, mi primer crédito fueron de mil dólares de parte del Banco, pero un cuñado me prestó tres mil dólares”, cuenta Marta.

Panaderia 

A pesar que los comienzos fueron muy difíciles para doña Marta y su esposo, siempre confiaron en su don de trabajo, así como su infinita fe en Dios, lo que le valió una muy buena venta en el primer día.

“Gracias a Dios el primer día recuerdo que vendimos 150 bolsas de pan sin poner que teníamos panadería, sin poner ‘Aquí se vende pan’, sin hacer publicidad y yo digo que fue Dios y la calidad del producto”.

 Panaderia

Este éxito no ha hecho que se le suban los “humos” a este matrimonio, que considera que esto ha sido gracias a los buenos trabajadores que tiene, los cuales muchos de ellos sobrepasan los 5 años de permanencia, los primeros dos que iniciaron hace 12 años, aún están laborando, incluso en par de ocasiones han sido liquidados y nuevamente contratados.

Panaderia

Doña Marta dice que esperan seguir creciendo, pues todavía quieren industrializar el producto y en ese sentido, cuentan con el apoyo de la alianza tripartita entre empresarios, gobierno y trabajadores.

Panaderia

El sector panadero en todo el departamento emplea a 3,500 personas de forma directa y unas 2,000 indirectamente.

Panaderia 

El secreto de la alitas picantes de Kayro`s

En Estelí hay muchos ejemplos de pequeños negocios que han venido creciendo, como Salsas Kayro’s, propiedad de Kayro Irías, que luego de iniciar vendiendo hot dogs, sándwiches, papas fritas y alitas picantes en un carrito portátil, que lo ubicaba en las calles de la ciudad, ahora tiene varios restaurantes con buen éxito.

Esteli

Recuerda que en muchas ocasiones, comenzaba a vender a las 3 de la tarde y a las 6 ya no tenía producto, lo que le obligaba a invertir cada día, pues los estelianos hacían fila para probar la novedad del momento, las sabrosas alitas picantes, cuyo secreto son las famosas salsas que prepara Kayro.

Esteli

“A medida que la gente fue conociendo el sabor de nuestras alitas, el producto que estábamos ofertando, porque prácticamente era una novedad en el momento probar las alitas con un sabor picante y dulcete, la gente fue aceptando nuestro producto y tuvimos que ir ampliando y buscando un nuevo local e ir contratando personal y llegó un momento que fue un boom el negocio”, relata Kayro.

Esteli

Hoy, después de siete años, Kayro no solamente tiene un establecimiento, sino tres en la ciudad de Estelí, cuya población demanda productos de calidad como los que elabora este joven emprendedor que brinda puestos de trabajo a unas 40 personas en los tres locales.

Esteli

Cuenta que siempre tuvo la mente dirigida a construir un restaurante de comidas rápidas, sueño que ha cumplido gracias al crecimiento económico que experimenta Estelí en todos los rubros, como turismo, construcción, comercio y producción agrícola, crecimiento que tiene su origen en las acertadas políticas macroeconómicas que impulsa el Gobierno Sandinista en alianza con los empresarios y trabajadores.

Esteli

Los tres restaurantes de Salsas Kayro no tienen nada que envidiar a otras conocidas cadenas de comidas rápidas con presencia en el país, pues además de calidad, ofertan una amplia variedad de productos y sobre todo las salsas que son una verdadera delicia.

Esteli

“En principio lo que queremos es darle a la población, a nuestros clientes, una nueva buena atención, brindarles un buen producto y siempre con los mejores precios. Estelí gracias a Dios estamos en una buena época, los negocios están prosperando, hay estabilidad en el país para trabajar, aquí uno trabaja de la mano con todas las instituciones, tenemos mucho turismo local”, cuenta Kayro.

Esteli

Ahora su meta es fortalecer cada uno de sus tres sucursales en Estelí, para luego expandirse a otros departamentos y ha puesto sus ojos en el fresco Matagalpa, lugar donde considera hay buenas perspectivas de crecimiento.

Tanto doña Marta como Kayro, consideran que el crecimiento de sus respectivos negocios, se debe principalmente al clima de paz, estabilidad social y las políticas económicos que viene implementando el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega Saavedra y de la compañera Rosario Murillo.