El lunes se registraron peleas en varios centros comerciales de Estados Unidos, que hicieron huir a la gente que había acudido a comprar tras las navidades.

Nadie resultó herido de gravedad en las trifulcas del lunes por la noche, que en medio del pánico también provocaron numerosos avisos falsos de disparos.

En Ohio, los agentes emplearon aerosol de pimienta para dispersar a una gran multitud tras una pelea en un lujoso centro comercial en Beachwood, a las afueras de Cleveland, según indicó la policía a Cleveland.com.

El incidente parecía haber sido "organizado informalmente en medios sociales", indicó la policía.

Se produjeron incidentes similares en centros comerciales de todo el país, incluyendo Nueva York, Texas y Colorado.

En Memphis, Tennessee, la policía detuvo a varias personas tras peleas en dos centros comerciales de la zona.

No había información oficial sobre si había alguna conexión entre las reyertas.