Los departamentos bolivianos de Tarija, Santa Cruz, Cochabamba, Beni y La Paz se encuentran hoy en alerta por fuertes lluvias y tormentas eléctricas.

En dichos territorios el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología declaró la alerta naranja, ante el pronóstico de fuertes temporales con posibles acumulados de 40 a 80 milímetros de lluvia.

El deterioro del tiempo se extenderá hasta mañana, indicó la entidad en un comunicado.

Precisó que en el departamento de Tarija, estarán afectadas las provincias Arce, Gran Chaco, O'Connor y Cercado; y en Santa Cruz las regiones Cordillera, Chiquitos, Ichilo, Santisteban, Sara, Guarayos, Ñuflo de Chávez y Florida.

En Cochabamba, las lluvias incidirán en las regiones de Chapare, Carrasco, y Norte de Ayopaya; mientras en Beni, se extenderán por las provincias Marban, Cercado, Moxos, Ballivian y Sur de Yacuma.

Sur Yungas, Franz Tamayo, Larecaja, Iturralde, Muñecas y Saavedra son los territorios del departamento de La Paz donde se prevén los mayores acumulados de precipitaciones.

Las lluvias podrían resultar beneficiosas para los cultivos y recuperación de los embalses, ríos y aguas subterráneas, luego de un año considerado por especialistas como el más seco a nivel nacional en los últimos 25 años.