A la media noche del 31 de diciembre, el sonar de los cohetes, el estallido de bombas y las luces de colores en el cielo, es ya una tradición que no puede faltar para dar la bienvenida a un Nuevo Año.

Los nicaragüenses desde ya se prepararan adquiriendo la gran variedad de fuegos artificiales, que se ofertan en tramos autorizados de venta de pólvora, donde resaltan medidas de seguridad que han puesto en práctica, para evitar cualquier accidente.

En la capital hay 8 puestos autorizados, ubicados en las inmediaciones de Tiscapa, el puente Periférico, el Mitrab, en las cercanías de rotonda La Virgen el Mayoreo, el parque Bartolomé y en el sector de los antiguos juzgados de Managua.

“Tenemos suficiente producto para abastecer a toda la población, al igual que tenemos todas las medidas de seguridad como extintores, barriles de agua, letreros de No Fumar y el llamado que se le hace a los padres de familia para que los niños quemen pólvora bajo su cuido y supervisión”, dijo Santiago José Membreño Pérez, Vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de Vendedores de Juegos Pirotécnicos.

Durante un recorrido por los 11 tramos de pólvora, ubicados en el sector de Tiscapa, se observa una gran presencia de compradores que están adquiriendo sus productos, ya sea para la venta o para continuar con esta bonita tradición de quemar pólvora junto a la familia.

Variedad de productos a precios accesibles

En esta temporada de Fin de Año se vende la carga cerrada en 120 y 250 córdobas, dependiendo del tamaño; luces de colores y jueguitos para los niños como los volcancitos, maripositas y candelas romanas.

El volcancito tiene un precio de 60 córdobas la cajita de 24 unidades; la mariposa tiene un valor de 30 córdobas la cajita con 12 unidades; la candela romana tiene un valor de 60 córdobas la docena, cada bolsita de 10 unidades; la candela romana gigante tiene un costo de 40 córdobas la bolsita de 4 unidades de candela; los silbadores tiene un costo de 60 córdobas y trae 100 unidades.

Hay bombas que se cotizan entre 60 y 70 córdobas la docena; otra bomba ruidosa es la famosa “mata suegra”, que se cotiza a 60 córdobas la unidad; la luces de véngala tienen una cantidad de 5 hasta 100 luces, con precios de 45 hasta 380, un precio que depende de la cantidad de luces, el famoso cohete nacional también se sigue vendiendo a un precio de 250 córdobas.

“Ya son 30 años de vender pólvora en las afueras de mi casa y claro que lo hacemos con todas las medidas de precaución. Lo que más vendo son los volcancitos, candela romana, y pilli craker, juegos que se encuentran a un bajo costo y más llamativos para los niños”, expresó Francis Vega Gutiérrez.

Darling Saballos, comentó que están “Muy buenos y accesibles los precios, yo ando buscando pólvora para disfrutar y pasar alegre en familia en el fin de año, lo importante es acatar las recomendaciones”.

La Comerciante Jamileth Mercado, expresó que a partir del 20 de Diciembre las ventas han venido mejorando y lo que más se ha estado vendiendo es la pólvora china, con precios desde 30 córdobas hasta juegos de 5 mil córdobas.

La Policía y los Bomberos continúan haciendo la inspección en los tramos de venta de pólvora, acción que motiva a los comerciantes en seguir poniendo en práctica todas las medidas de seguridad para evitar un accidente.

Hay productos agotados como la véngala 5, 10,20, y la batería producto chino. Los viejos se cotizan a 1 mil 200 córdobas llenos de pólvora y 700 córdobas sin pólvora.