Ocho personas murieron o desaparecieron y 16 resultaron heridas en una explosión en un taller de fuegos artificiales en una zona rural del norte de China, indicaron el domingo medios estatales.

La explosión del sábado por la tarde destruyó el taller y dañó en torno a una docena de viviendas en el pueblo de Yanzihe, en la provincia de Hebei, dijo la agencia de noticias Xinhua.

Dos personas murieron y seis estaban desaparecidas, añadió Xinhua. Una persona sufrió lesiones graves en los ojos y otras 15 presentaban magulladuras.

El vecino propietario del taller supuestamente almacenaba y producía fuegos artificiales de forma ilegal, según apuntó la agencia citando a la policía.

Quedan cinco semanas para las celebraciones del Año Nuevo Lunar en China, una fecha marcada por el empleo de fuegos artificiales. En las semanas previas al feriado suelen conocerse noticias de incidentes relacionados con el material pirotécnico.