Con el objetivo de que las familias nicaragüenses continúen disfrutando en paz y tranquilidad de estas fiestas navideñas, la Policía Nacional sigue haciendo presencia en las vías y carreteras del país.

En la Garita Sur de Managua, oficiales de tránsito supervisan la seguridad y verifican que los conductores cumplan con las medidas de seguridad pertinente y vigilan que personas en estado de ebriedad no conduzcan vehículos.

El Capitán Orlando Rodríguez, Jefe de Tránsito del Distrito III de la Policía de Managua, explicó que por orientación de la jefatura suprema, los agentes de tránsito se han desplegado en el Plan Belén, Navidad en Armonía y Paz, para que las familias nicaragüenses puedan viajar con seguridad.

“Igual, recomendándoles que si van manejando, lo hagan con responsabilidad, que no excedan de la velocidad establecida, que si manejan no tomen. Igual, tenemos nosotros en todas las vías, en todas las carreteras el personal que está garantizando este mandato”, confirmó.

A su vez, los ciudadanos tras el volante consideraron que esta acción les permite estar más tranquilos y tener mayor confianza de que podrán alcanzar sus destinos con seguridad y sin eventualidades.

“Perfecto, porque sabemos que los 25 nosotros agarramos a los distintos mares y que haya esta seguridad pues está bien”, refiró Angel Ocampo, quien se dirigía cargado junto a toda su familia hacia las playas de Masachapa.

“Yo lo miro muy bien porque es protección para todos. Es una buena labor que se está haciendo”, afirmó por su parte Rey Aguirre, un capitalino que llevaba el mismo plan de casi todos lo que transitaban la carretera sur.

La Policía Nacional dispone de todas las fuerzas de cara a la seguridad, haciendo uso de las técnicas que han sido dotadas por el gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, como radares y alcoholímetros, en todas las vías del país.