Pasajeros y empleados siguen sin recuperarse del susto vivido hoy en el aeropuerto argentino de Tucumán que tuvo que ser evacuado por una amenaza de bomba y permanece cerrado aún.

Las amenazas de un exempleado de volar el establecimiento puso a correr a la autoridades que a raíz de esto comenzaron a derivar los vuelos momentáneamente hasta la vecina provincia de Salta.

El control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria demoró al menos tres horas.

Es el segundo caso en una semana, reportó el portal Minuto Uno.

Según miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la amenaza llegó vía correo electrónico, y por eso se decidió la inmediata evacuación de pasajeros, empleados y operarios de la torre de control de la aeroestación, destacó por su parte La gaceta de Tucumán.

En el email el sujeto advirtió que había colocado explosivos en el aeropuerto y detalla que 'no le importaba nada' porque su familia se había quedado sin poder comer.

'Me despidieron sin causa y la van a pagar. Les aviso que cualquier avión que aterrice o despegue hoy en Tucumán va a ser un despliegue de fuegos artificiales, aunque sea de día', escribió en su mensaje.