Los doce años de la ordenación de 7 sacerdotes en 2004 fue celebrada por la comunidad católica nicaragüense junto al Cardenal de Nicaragua Leopoldo José López, con una homilía llena de alegría en la iglesia de Santa Rita de Laureles Sur de Managua.

El Cardenal Brenes, explicó que es un hecho especial celebrar este aniversario, pues fue una cantidad importante de siervos de Dios los ordenados y que hoy presta su servicio en distintos ministerios de la iglesia católica de manera muy unida.

“Es una hermosura hoy ver la unidad que hay entre ellos que durante 12 años se han venido reuniendo en diversas parroquias para dar gracias al Señor por el aniversario de haber sido ordenado como presbíteros”, aseguró.

“Igual que Samuel, igual que Jeremías, igual que Moisés inclusive y todos los apóstoles, reciben el llamado de Dios para servir a su pueblo. Son hombres elegidos dentro de la comunidad para servir a la misma comunidad y como decía el Papa Juan Pablo II, las oraciones son las respuesta del pueblo hacia Dios”, aseguró el joven Maycol Martínez.

El Padre Jesús Sirias, uno de los curas que se encuentran de aniversario, confirmó la alegría de haber alcanzado doce años de vivir la experiencia de Jesucristo en sus vidas.

“Primeramente agradecerle al Señor porque es un llamado de él que nos hace personalmente para configurarnos con su ministerio sacerdotal porque es Jesucristo el sacerdote, entonces él ha querido contar con la figura humana para prolongar en el tiempo y en el espacio su sacerdocio”.

Anualmente, se ordenan entre dos y tres sacerdotes, y la ordenación de 2004 fue importante por el número de los nuevos religiosos, que fue superado el año pasado, siendo nueve los que recibieron su orden.