La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, recordó que hoy se cumplen 44 años del terremoto que destruyó la ciudad de Managua en el año 1972.

"Hoy, entonces, a 44 años del terremoto de Managua, a 44 años sabemos que aquellos hermanos y hermanas o hijos o familiares que perdimos aquel día están con nosotros y nos acompañan en esta ruta de amor, de vida, de luz, de verdad, de victorias", expresó Rosario.

"Las personas, las familias que perdimos seres queridos, recordamos de manera especial a esos hijos, hermanos, padres, familiares que en ese día aciago para la capital hicieron el tránsito a otro plano de vida. Los recordamos con Amor, los tenemos vivos en nuestros corazones y sabemos que sus almas, sus espíritus nos acompañan en el cada día, nos ayudan a encontrar fortalezas frente a todos los desafíos. Nos ayudan a encontrar la fuerza para enfrentar todos los retos y para seguir caminando en medio de las dificultades con fe, con esperanza y con la certeza de que un pueblo y un país como el nuestro, que ha sufrido tanto, no sólo reconoce y vive a plenitud los triunfos, las victorias de cada día, los triunfos y las victorias grandes que vamos alcanzando, sino que sabe ser agradecido, en primer lugar agradeciendo a Dios porque aquí estamos", reflexionó la Compañera.

"Hemos vivido tanto, hemos sido testigos de tanto, protagonista de tantos acontecimientos a lo largo de nuestra historia, felices, dolorosos, sufriendo, gloriosos, pero aquí estamos. Dios nos da la fuerza, la fortaleza de espíritu para saber que debemos ir siempre más allá en Fe, en Cristianismo, en Socialismo, en Familia, en Comunidad, en Solidaridad. Así nos sentimos, bendecidos con este espíritu inmenso, intenso, espíritu que nos fortalece cada día en las tareas del diario vivir y que nos hace reconocer también la fuerza de la vida eterna que gravita en nosotros, que está en nosotros y que nos moviliza para ir procurando Bien Común", aseguró Rosario.