La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOOA, por su sigla en inglés) emitió en un boletín que en los próximos días podría ocurrir una tormenta solar.

NOAA vaticina que habrá fluctuaciones en las redes eléctricas y sobrecargas en los sistemas de satélite. Asimismo, precisó que es posible que se puedan ver auroras boreales en Canadá y Alaska.

Las tormentas geomagnéticas, también conocidas como tormentas solares, ocurren cuando un haz de partículas cargadas es expulsado en dirección a la Tierra por una explosión en la corona del Sol.

Este fenómeno trae impactos negativos como el registrado 1859, "el evento Carrington". Esta tormenta colapsó los sistemas de telégrafo en toda Europa y América del Norte.