Las familias nicaragüenses, en especial los padres de familia, deben cuidar a sus hijos para evitar quemaduras producto de la manipulación de pólvora en estos días de fiestas navideñas y de fin de año.

La pediatra Virginia García, responsable del área de quemados del Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, pidió que principalmente en estos días “los puestos donde venden pólvora no le vendan a niños y adolescentes".

"Es difícil que en las familias no se emocionen al ver quemar un arbolito de navidad o algo, pero si lo van hacer deben estar los niños en compañía de un adulto para que supervise al niño, no dejarlo que él manipule solo".

"Si ya existiera el caso y se quema el niño es importante que no apliquen nada en la quemadura, no echarle crema, pomada ni pasta de dientes, solamente hay que lavarle con agua y si tiene mucho dolor darle acetominofén y acudir a una unidad de salud para su atención", detalló.

"También es importante que las familias, si van a salir, no dejen los árboles encendidos que puedan provocar incendios".

García detalló que “sobre la ingesta de dulce hay que tener cuidado con los niños y la supervisión a la hora de los juegos para que no sufran ninguna fractura o algún golpe".

"Gracias a Dios en estos años no hemos tenido quemaduras tan grandes y esa es la idea de estas campañas para tener los mínimos casos", finalizó.