Ante el aumento en los lesionados por la mala manipulación de la pólvora, el Ministerio de Salud (MINSA) llevó a cabo una feria informativa en la que compartió con adultos y niños las medidas de prevención que deben tomarse en cuenta el uso de los juegos pirotécnicos, para lo cual instalaron un stand en el que mostraron algunos de los explosivos y de cómo se deben atender las quemaduras si se llegase a producir un accidente.

Lo más importante para el personal médico es evitar las quemaduras, tomando en cuenta que las mismas provocan laceraciones y amputaciones en caso que las mismas sean graves, por esa razón instan a los padres de familia a evitar facilitarle a los menores el acceso a los pirotécnicos, ya que en su mayoría los reportes indican que los niños están siendo los más afectados por esta situación.

“Pretendemos evitar más quemados durante el desarrollo de las fiestas de fin de año, por eso estamos poniendo al tanto a las familias y desde sus hogares incrementen las medidas de seguridad sobre todo con los niños, lo más viable es no darles pólvora porque ellos no tienen idea de lo peligrosa que es” dijo la Licenciada Sandra Rodríguez, Responsable de Docencia del Centro de Salud Francisco Morazán.

Quienes atentamente participaron en la feria, aseguran que lo más importante es prevenir los accidentes y en caso de que se presentase alguno acudir a las unidades de salud para que sean atendidos de manera oportuna, ya que una quemadura es para toda la vida y puede marcar el proceso de crecimiento de un infante.

“Es bueno que nos capacitemos, cada vez la pólvora es más sofisticada y eso provoca mayores lesiones. Los padres debemos de ser responsables y no ver estos productos como un juguete pues está más que claro que podés perder hasta un miembro o incluso la vida” refirió Douglas Jarquín.

“Tenemos que cuidar a los niños y supervisarlos cuando se esté quemando pólvora porque lo que siempre se pretende es estar alegres en las fiestas de navidad y año nuevo y si se nos presenta un accidente por toda la alegría se pierde. Acá he aprendido cosas elementales como el manejo que debemos hacer ante una quemadura y es aplicar abundante agua y luego acudir al hospital” finalizó Marina Rodríguez.