Los más de 300 habitantes del barrio Farabundo Martí ubicado en el distrito V, se han puesto al frente de la lucha anti epidémica desde sus viviendas, donde realizan limpiezas constates las cuales contempla la eliminación de recipientes en desuso, el lavado de las pilas y barriles, la permanencia del abate y, sobre todo garantizan el ingreso de los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) quienes cada semana fumigan los inmuebles.

“El gobierno siempre preocupado por la salud de los niños y las familias en su conjunto, con las fumigaciones se nos garantiza una buena condición de salud y por nuestra parte siempre le estamos abriendo las puertas a los brigadistas porque es una responsabilidad de todos” dijo Rosibel Cruz.

“Todos debemos estar dispuestos a trabajar por el bienestar de nuestras familias y por eso es que nos hemos enfocado en mantener las casas limpias, no hay que esperar a que se nos presente una enfermedad para empezar a actuar, lo mejor es prevenir porque de esta manera evitamos tristezas y hasta la muerte” expresó Eliseo Chamorro.

En cuanto a la labor médica, ellos disponen de todo su personal para dar cumplimiento a los planes preventivos, con los que se ha logrado evitar altos índices de personas afectadas por las picaduras de los mosquitos.

“Estamos atentos a las epidemias y por eso no bajamos la guardia con las brigadas médicas, son más de 400 viviendas las que se está fumigando, recordemos que únicamente con la fumigación es que se elimina el mosquito adulto y con la limpieza se erradican los criaderos” concluyó la doctora Karina Bustamante, Centro de Salud Pedro Altamirano.