La lucha anti epidémica continúa siendo una realidad en la capital, a diario las brigadas del Ministerio de Salud atienden las comunidades, este miércoles el sector atendido es el Barrio San José Oriental, donde más de 300 viviendas fueron fumigadas e inspeccionadas para eliminar los criaderos y mosquitos adultos.

Cada visita a las viviendas representa el aseguramiento de la salud y la vida de sus habitantes, tomando en cuenta que el ciclo de vigencia de la fumigación espacial es de siete días, por ello constantemente se avanza en dicha tarea.

“Siempre estamos atendiendo a las familias con nuestros planes de lucha anti epidémica y durante el periodo de vacaciones no vamos a bajar la guardia, lo que le recomendamos a la población es que, si van a dejar sus casas solas, eviten dejar recipientes con agua destapados porque eso propicia los criaderos de mosquitos, así mismo no dejar basura acumulada pues ese también puede ser un foco epidemiológico” expresó Ángel Alvarado, Jefe de Brigada.

Los pobladores del sector afirman que cada vez son menos los mosquitos existentes en sus casas siendo el resultado del trabajo preventivo del Minsa y de las acciones de limpiezas que a diario hacen desde sus viviendas.

“Gracias a Dios no hemos tenido ningún enfermo producto de las picaduras de mosquitos, lo importante es que siempre mantengamos las casas limpias y permitamos que el Minsa desarrolle su trabajo. Durante las vacaciones también tenemos que estar alertas porque es un periodo en el que se genera mucha basura y si la tenemos acumulada se nos podría convertir en criadero de zancudos” destacó Aura Chacón.

“Este barrio es uno de los más limpios, todos los vecinos nos ponemos las pilas para mantener limpias las calles y las casas porque sabemos que de eso depende nuestra salud, además estamos siguiendo las recomendaciones del Minsa, tapamos el agua, utilizamos bien el abate y desechamos lo que no nos sirve” finalizó Carlos Rugama.