Samira Montiel, Procuradora Especial de la Diversidad Sexual, declaró a los medios de prensa que en algunos de los crímenes se ha dejado en evidencia el odio con el que los asesinos han actuado en contra de sus víctimas.

Aunque la procuradora reconoció la labor de la policía en el esclarecimiento de los asesinatos, denunció que en muchas ocasiones esa institución no ha actuado de la mejor manera, sobre todo cuando es su deber recepcionar las denuncias hechas por personas de la comunidad LGTB.  

En ese sentido denunció que oficiales de policía de algunas estaciones, se han burlado de los y las denunciantes, inclusive han participado de atropellos en contra la comunidad LGTB, y hasta el momento no hay una respuesta clara de la jefatura de la policía nacional al respecto.

La procuradora también llamó a la fiscalía y al ministerio público a que en los últimos asesinatos en los que murieron dos personas, uno en León y otro en Managua, sea considerado el artículo que penaliza la discriminación, ya que ambos fueron cometidos contra personas que se declararan abiertamente homosexuales.

Montiel señaló que todos los casos que se han registrado en el año hacen denotar un incremento de la violencia hacia la comunidad LGTB.

“Es imposible pensar que la institucionalización de la homofobia  este causando este espiral de la violencia hacia nuestra comunidad”, dijo Montiel, a la par que  agregó que “Nicaragua se ha considerado siempre uno de los países con  un mayor nivel de tolerancia, con un mayor nivel de respeto hacia nuestra comunidad”.

La procuradora hizo un llamado al Poder Judicial  para que empiece una labor de sensibilización de sus estructuras y aplique con rigor la ley 779, que penaliza la violencia de género.

“Hacemos un llamado  a la Corte Suprema de Justicia para que empiece el aparataje judicial a hacer énfasis en estos crímenes; hacemos un llamado  a la Policía Nacional a ser más beligerantes con las denuncias que tienen que  ver con personas de la diversidad sexual”, manifestó Montiel.

“No es posible que en nuestro  país en lo que va del año, hallamos contabilizado la muerte de 5 personas de la diversidad sexual, la agresión física verbal y sexual a 6 compañeros, estamos enfrentando una espiral de violencia y  hacemos un llamado a toda la sociedad de que debe parar. No se pueden seguir tolerando estas  acciones de violencia hacia nuestra comunidad. Son inaceptables e inadmisibles”, afirmó.

Asimismo hizo un  llamado a los medios de comunicación para que realicen un trabajo profesional, con un enfoque respetuoso en sus noticias.

“Somos participes de los medios de comunicación  porque los vemos, somos usuarios de ustedes, pero tampoco nos gusta ver de qué manera se ridiculizan  nuestras vivencias diarias,  porque eso es una falta de respeto hacia nuestra comunidad”, aseguró la procuradora.

“Llamamos a los editores de los medios de comunicación, que cuando  cubran noticias relacionadas con alguno  de nosotros les pedimos respeto, somos seres humanos merecemos respeto y lo demandamos”, expresó.

Montiel recordó que la homosexualidad dejó de ser penalizada en Nicaragua hasta el año 2008. La procuradora indicó que desde entonces, este ha sido uno de los años más violentos para la comunidad  LGTB.