A las 10:45 minutos de la mañana de este martes las alarmas de emergencia ubicadas en los balnearios de Pochomil y Masachapa, en el municipio de San Rafael del Sur, daban el aviso ante un sismo de 7.9 grados de magnitud, hipótesis que le permitió a las familias aledañas a los sitios poner en práctica los conocimientos de auto evacuación y resguardo de sus vidas.

Poco a poco los pescadores de la zona se retiraron de sus establecimientos y abandonaron sus embarcaciones como una manera práctica de evitar incidentes que pusieran en peligro sus vidas, acción que han venido implementando en ejercicios anteriores y que sin duda alguna les será de utilidad en caso de ocurrir un evento real.

“Al prepararnos ante un desastre evitamos hechos lamentables como el ocurrido hace algunos años, donde murió mucha gente por falta de conocimientos. Ahora el gobierno está haciendo un buen trabajo porque la gente está capacitada, atenta y sobre todo con las condiciones necesarias para actuar oportunamente. Antes no había sirenas, ni brigadas de rescate, solo este gobierno se ha preocupado por nosotros” destacó Pedro Joaquín González.

“Es importante que nos ejercitemos en estos temas, cada vez estamos más afianzados y apropiados acerca de cómo vamos a actuar al momento que se nos presente un desastre natural. Ahora los pobladores estamos alertas al sonido de la sirena y de inmediato abandonamos las costas para trasladarnos a la zona de seguridad establecida” dijo Karla Ampie.

Las madres de familia de igual manera resguardaron la vida de sus vástagos evitando que sufrieran una caída o lesión, así mismo educan a sus niños para que ellos también aprendan a mantener la calma, auto evacuarse y garantizar su vida.

“Poco a poco nosotras las madres hemos venido aprendiendo a mantener la calma y a resguardar la vida de nuestros niños, a quienes debemos de proteger con mayor ahínco, así mismo estamos capacitados para apoyar a los vecinos y podernos resguardar” expresó Fabiola Pérez.

Al ejercicio se sumaron las fuerzas del Ejército de Nicaragua, la Naval y la Policía Nacional y los cuerpos de socorro junto a las brigadas voluntarias. A su vez, los médicos y enfermeras del Ministerio de Salud (MINSA) desplegaron a su personal para que lograsen brindar primeros auxilios a los lesionados.
“Los simulacros son importantes porque poco a poco hemos venido aprendiendo de cómo va a actuar la población y la manera en la que como Minsa vamos a brindar respuesta. Es importante estar preparados y ahora la población está más involucrada” manifestó Doctor Félix Valdivia.

Por su parte el compañero Noel Cerda, alcalde de San Rafael del Sur destaca que el ejercicio fue todo un éxito pues cada vez son más las familias que le dan la importancia que el mismo amerita, lo cual los impulsa a ser partícipes.

“Una vez más hemos puesto funcionalidad nuestro sistema de emergencia y respuesta rápida, siempre fortaleciendo a la población para que ellos actúen de manera correcta al momento de presentarse un evento natural. Todos se han volcado a ser parte de este modelo de prevención que promueve nuestro gobierno y lo importante es que la población ha aprendido a salvaguardar sus vidas” finalizó.