Diferentes instituciones del Estado nicaragüense, participaron este martes en el IV Ejercicio Nacional de Protección para la Vida, activando todos sus mecanismos y protocolos de prevención ante Multiamenazas.

Los trabajadores del Estado, pusieron una vez más a prueba todos los planes de seguridad, y acataron las medidas preventivas establecidas por el Sistema Nacional de Atención y Mitigación de Desastres (SINAPRED).

Al activar los mecanismos de alerta y haciendo sonar todas las sirenas, trabajadores de edificios como Telcor, INSS y Cancillería, se autoevacuaron a las zonas de seguridad, haciendo uso de las debidas rutas.

La hipótesis de este IV Ejercicio fue de un terremoto de 7.4 frente a las costas de Poneloya, que sacudió toda la faja del Pacífico, mientras se generó el huracán “Jennie” que atravesó el país, además del inicio de actividad eruptiva del volcán Telica.

Brigadas de Primeros Auxilios, Búsqueda y Escombreo y Extinción de Incendios, se activaron durante se generó la alarma en estos edificios.

"Los trabajadores ya están acostumbrados a practicar todas estas normas de seguridad, frente a multiamenazas, y por eso el Ejercicio esta vez solo duró 2 minutos, con la participación de todas las brigadas integrales", informó Yolanda Trejos, funcionaria del INSS.

"Lo más importante es que este Ejercicio Nacional nos fortalece en cuanto a saber qué haríamos frente a una situación de emergencia. Nosotros esta vez participamos en este Ejercicio de una forma rápida y ordenada", manifestó el Ingeniero Dámaso López, enlace técnico del Sinapred en Telcor.

Los trabajadores y trabajadoras del Estado, destacaron que cada vez hay mayor conciencia de la importancia de estos Ejercicios, y recordaron que durante se presentó el Huracán Otto en Nicaragua, estas medidas preventivas fueron necesarias para salvar vidas, tanto en el Caribe como en el Pacífico del país.