Al grito de: ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que presiden el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, a través de la Embajada de Nicaragua en Taiwán, celebró este sábado 17 de diciembre en el Edificio Diplomático, la tradicional Purísima “Orgullo de mi país”, con la comunidad de estudiantes y residentes nicaragüense en Taiwán.

La Embajadora Ingrid Hsing, Directora Ejecutiva de La Oficina Comercial para Centroamérica (CATO, siglas en inglés) y Ex-Embajadora en Nicaragua, junto con miembros de CATO, nos acompañó durante la celebración y junto con la comunidad de nicaragüenses, cantaron con fervor a nuestra purísima inmaculada concepción de María.

Este año siguiendo la tradición de años anteriores, la celebración fue antecedida por el rezo de la Novena, acompañadas con los tradicionales cantos como “Tu gloria”, “Por eso el cristianismo”, “Toda hermosa eres María” entre otras canciones populares impresas en un cancionero especial.

Los nicaragüenses disfrutaron de sus “brindis” que incluían sombreros, confites, pitos y maracas, siguiendo esta tradición que año con año se celebra en Taiwán y que demuestra el cristianismo, la Solidaridad, en unidad y comunidad, siempre fervientes a la Virgen María, y de todos los nicaragüenses.

A pesar de que el hermano pueblo de Taiwán se encuentra tan lejos de casa, el sonido de las matracas, el silbido de los pitos y el canto continuo de alabanzas a la Virgen, fueron incesantes y un claro reflejo de la alegría que vive nuestro país durante la celebración de la Gritería.

Los becarios se llenaron de alegría y felicidad, agradeciendo al gobierno de Nicaragua por llevarle la fiesta mariana hasta el lugar donde ellos están estudiando. De esta manera el Orgullo de Nuestro País sigue dándose a conocer fuera de nuestras fronteras.

El espíritu festivo, la alegría y la calidez que nos invade a los nicaragüenses cuando celebramos este entrañable homenaje a la Virgen estuvo presente en Taiwán, manteniendo viva nuestra tradición y nuestra cultura con Amor a Nicaragua en este País.

Desde Taiwán los nicaragüenses cerraron la Celebración de la Purísima, con el grito ¿Quién causa tanta alegría? La concepción de María, ¡Nicaragua de María! ¡María de Nicaragua!!