Un atentado contra un autobús perpetrado este sábado en la ciudad turca de Kayseri, dejó al menos 13 muertos y 48 heridos, informó el Estado Mayor de Turquía.

El ataque, aparentemente cometido con un coche bomba contra un autobús en el que viajaban soldados, tuvo lugar cerca de un campus universitario en la ciudad de Kayseri.

Ambulancias y policías ya llegaron al lugar del incidente, donde testigos citados por el diario Hürriyet indicaron que un coche se acercó por el lado izquierdo del autobús, estalló y destrozó el lado izquierdo del vehículo.

La calle donde se produjo el ataque, cercana al campus de la universidad de Erciyes, dista unos cinco kilómetros del centro de la ciudad y registraba poco tráfico, y al ser sábado tampoco había estudiantes, señala Hürriyet.

Por eso, el objetivo parece haber sido el autobús, en el que viajaban soldados de permiso para ir de compras, agrega. Por ahora ninguna organización terrorista se ha adjudicado el suceso.