En positivo valoraron las familias capitalinas este viernes, toda la Jornada de Lucha Antiepidémica que impulsó, durante el 2016, el Buen Gobierno a través del Ministerio de Salud (Minsa), un trabajo que sin dudas fortaleció la salud del pueblo, producto de ese Modelo de Responsabilidad Compartida, donde la comunidad jugó un papel importante.

La pobladora del barrio Casimiro Sotelo, Marisol Blanco, sostuvo que tanto el trabajo de fumigación, abatización, y erradicación de mosquitos, ha sido verdaderamente efectivo durante todo este año.

“El Gobierno se ha puesto las pilas al insistir con el tema de la fumigación. Vemos que este año, con tantas enfermedades que atacaron al país, salimos con pocos casos, en relación a otros países, donde hasta muertes hubo”, refirió.

Por su parte, la compañera Rosa María Torres, expresó que lo mejor fue que las mismas familias tomaron en parte conciencia, que este es un trabajo no solo del Minsa, sino en conjunto.

El pobladora, Ricardo González, expresó que las brigadistas del Minsa, han hecho una buena labor, fortaleciendo los niveles de salud en todo el país.

“De no ser por este trabajo casa a casa, probablemente se hubieran disparado los casos por zika o chikungunya, pero se ha logrado controlar, y eso es un gran logro” manifestó.

Abelardo Artola, Jefe de Brigada del distrito I de fumigación, indicó que la orientación del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, ha sido desarrollar de forma permanente esta jornada antiepidémica.

“La misión de nosotros es erradicar los criaderos de mosquitos que producen el dengue, zika y chikingunya. Lo que percibimos es que la población, ha contribuido mucho en abrir sus puertas, para que puedan entrar los fumigadores”, refirió.

Las familias capitalinas, sostuvieron que al fin de este 2016, y a inicios del próximo año, el reto es no bajar la guardia frente a los mosquitos; y hacer frente para que cada vez más familias se vayan sumando a este esfuerzo y fortalecer los niveles de salud.