Desde tempranas horas de este viernes, niños y niñas acudieron a la Catedral de Managua para ser partícipes del primer día del Novenario del Niño Jesús, tradición religiosa que se realiza todos los años en las parroquias de nuestro país y que es propia de la celebración de la Natividad del redentor de la humanidad.

“La Novena al Niño Dios es un gran acontecimiento porque es el preámbulo de la venida de nuestro Señor Jesucristo al mundo, lo cual nos llena de alegría porque Él vive en nuestros corazones. Ver a los niños desde la madrugada cantando y rezando es motivador porque nos damos cuenta que la fe vive en cada uno de nosotros desde muy pequeños”, refirió Vivian Reyes, Lectora de Catedral.

Alrededor de 300 niños acompañados de sus padres participaron en el primer día de la Novena, oportunidad para elevar plegarias y hacer peticiones especiales al Niño Jesús.

“Todos los años traigo a mis hijos a cantarle al Niño Dios, es una manera de demostrarle nuestro amor y compromiso con Él. Lo importante es que inculquemos a los más pequeños a celebrar estas fechas con mucho respeto y devoción”, refirió Julia Solórzano.

“Vengo a cantarle al Niño Dios y a pedirle que me ayude a salir bien en las clases y que le dé sanidad a mi mamá en su piecito”, manifestó brevemente la pequeña Odalys Flores.

Una vez que finaliza la novena, los pequeños disfrutan de un pequeño desayuno el cual es preparado por el grupo de lectoras de catedral, las religiosas y algunos feligreses que se suman a la actividad de manera voluntaria.