El Novenario del Niño Jesús ha dado inicio este 16 de diciembre, y para festejar con devoción navideña y religiosa, decenas de familias católicas de Managua se dieron cita la madrugada de este viernes en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en el barrio Monseñor Lezcano.

Reunidos para rezar el Rosario, cantar alabanzas y dar súplicas al Altísimo, las familias católicas, enaltecieron este tiempo de preparación que tiene la Iglesia, para recordar el nacimiento de Cristo Jesús.

El párroco de esta iglesia, Sebastián Zeledón, durante esta misa especial, manifestó que la Familia de Nazaret, debe de estar enfocada en fortalecer las buenas obras, y dar un buen testimonio como cristianos.

En la homilía, el padre Zeledón, expresó que todo cristiano debe de apuntar a ser hombres y mujeres de fe, y cultivar la grandeza del amor, en este tiempo de devoción al Niño Dios.

“La Navidad no solo se celebra con fiestas y regalos, sino también promoviendo la unidad familiar, la armonía, la paz, la tranquilidad. La Navidad se celebra cuando el Señor está en cada uno de nosotros”, expresó el líder religioso.

También manifestó, que la familia de Nazaret debe de tener siempre esa intención de transformar la vida, promover valores de fe; abrir el corazón al Señor Jesús, y saber discernir entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad.

Las familias que asistieron a la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, destacaron también que con esta primera novena de Navidad, también se celebra el tiempo de Adviento, que son los cuatro domingos de preparación, y que nos invita a abrir nuestro corazón con alegría para recibir al Salvador.

“Estamos en el periodo de Adviento, el cual nos llama a una reflexión, una conversión para prepararnos para que el Señor Jesús nazca en nuestros corazones. Es muy hermoso este inicio del Novenario del Niño Jesús”, manifestó el capitalino, Rafael Solís.

“Tengo 30 años de estar viviendo estas Novenas, y siempre han sido alegres, nos llenan el espíritu. Tenemos que orar y decir la verdad, porque la verdad nos lleva a la vida eterna. Nos anima a todos los cristianos la celebración del Niño Dios, y luego el Año Nuevo”, dijo Henry Gregorio Calero.

Las familias católicas, destacaron que en el inicio del novenario del Niño Jesús, lo más importante es que como gran familia, los nicaragüenses gozamos de la paz, la tranquilidad; vivimos Nuevos Tiempos de Unidad, de Amor, fortalecidos en la fe, y en las bendiciones que el Niño Dios ha dado a este pueblo luchador.