El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, participó la tarde-noche de este jueves junto a los representantes de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) en la conmemoración de los 25 aniversario de la presencia de ese organismo en Nicaragua.

En el acto estuvieron presentes el Vicepresidente del JICA, Hidetoshi Irigaki; el embajador del Japón en Nicaragua, Yasushi Ando; el representante del JICA en Nicaragua, Hirohito Takata; y voluntarios japoneses. Igualmente se contó con la presencia del Vice Canciller nicaragüense, Denis Moncada.

JICA

Durante el acto el JICA le entregó al mandatario nicaragüense una distinción honorífica.

El Comandante Daniel anunció que Nicaragua entregará al JICA la Orden Centenario Rubén Darío, por ser símbolo e instrumento de paz.

JICA

El Comandante Daniel señaló que Japón es una nación que entre sus grandes cualidades está la disciplina, que indiscutiblemente le da una gran potencia a los pueblos para su desarrollo.

Daniel saludó este acto conmemorativo del JICA, el cual tiene un cuarto de siglo construyendo el camino hacia el desarrollo inclusivo y dinámico con Nicaragua.

JICA

“Así está dicho, y así se ha venido practicando, son palabras que se han venido convirtiendo en acciones, en múltiples acciones que ponen muy en alto eso que presentan tan indispensable y tan necesario en todos los tiempos y es el vínculo, el estrechamiento de relaciones, el fortalecimiento de relaciones entre las naciones del norte desarrollado, en este caso del oriente desarrollado, y del sur, subdesarrollado, decíamos entonces, y ahora en vías de desarrollo”, manifestó.

Daniel dio como ejemplo que el centro donde se celebró este 25 aniversario lleva el nombre de Olof Palme, un líder de la Europa nórdica que abogaba por que ese continente se abriera hacia los países del sur.

JICA

Recordó que ya en 1974 se establecieron las bases del JICA, luego de que el Japón surgiera de las cenizas y abriera sus brazos a los pueblos en vías de desarrollo.

Subrayó que el convenio de envíos de voluntarios japoneses se realizó en 1991, y la apertura de la oficina en el país para 1998. Posteriormente en el 2001 se pasó a un convenio de cooperación técnica y ya para el 2008 avanzándose en la profundización de ese mecanismo hacia otras modalidades de cooperación.

JICA

El mandatario indicó que todo esto ha sido bien valorado por los nicaragüenses a través de los diferentes programas y proyectos que se han desarrollado y continúan desarrollando para beneficios de comunidades y pueblos enteros. Entre estos proyectos están vías de comunicación o puentes.

“En aquellos momentos donde los huracanes arrasaban con los puentes, ahí estaban los puentes del Japón”, señaló, destacando que Japón es una verdadera potencia al momento de lidiar con los fenómenos de la naturaleza.

JICA

Poder económico puede ser instrumento de solidaridad

En este sentido, afirmó que los japoneses son un pueblo muy trabajador. Al respecto, recordó que ese país tiene una superficie de 377 mil 915 kilómetros cuadrados, siendo casi tres veces el de Nicaragua, aunque, no obstante, tiene una población de 126 millones 700 mil personas.

Es “un país con grandes recursos, como les decía, gracias al esfuerzo, a la disciplina, a la dedicación de ese pueblo”, refirió.

JICA

El Comandante Daniel envió un especial saludo al Emperador Akihito, y al Jefe del Gobierno, Shinzo Abe, quien subrayó, trabaja por la estabilidad, la paz y el bienestar de los pueblos.

Dijo que a pesar de que a ambos países los separan una gran distancia, las diferentes culturales y el lenguaje, y que Japón tiene sus propios problemas, esa nación pensó en Nicaragua “y se preocuparon por traerle a Nicaragua estos programas”.

JICA

“¿Esto qué es lo que demuestra? Que el poder económico debe ser y puede ser instrumento de vida, de cooperación, de solidaridad, de complementariedad, y no convertirse en un instrumento de muerte como se ha convertido en determinadas etapas de nuestra historia, y todavía vemos con dolor estertores de guerra”, expresó.

En este punto, dijo que la paz es un instrumento para la estabilidad de nuestros pueblos, y que Nicaragua agradece de corazón a Japón su contribución con esta pequeña nación de Centroamérica.

Subrayó que esto está “dando fe de que es posible poner en práctica el principio de la hermandad, de la solidaridad, a pesar de las distancias y de las diferencias culturales”.

JICA

Nicaragua está orgullosa de las relaciones de respeto con Japón

Daniel agradeció en nombre del pueblo nicaragüense la voluntad del JICA de desarrollar estos lazos con Nicaragua.

“Nos sentimos orgullos y dignificados con esta relación porque es una relación de respeto, una relación de hermanos, la que ha venido practicando y practica el pueblo y gobierno de Japón a través del JICA en sus relaciones con Nicaragua”, manifestó.

Daniel agradeció igualmente el reconocimiento que le hiciera el JICA, y aseguró que éste no es más que un reconocimiento al pueblo nicaragüense que ha sabido acoger la mano del pueblo japonés.

JICA

JICA

JICA

JICA

JICA