En El Sauce desde hace un año y dos meses colabora en la ONG El Porvenir la joven Kotoko Shimazaki de origen japonés.

El Porvenir es una organización sin fines de lucro, con presencia en Nicaragua desde 1999. Su financiamiento viene de donantes particulares, iglesias, fundaciones, organismos y universidades. Esta ONG desarrolla proyectos de agua potable, saneamiento, reforestación y educación.

Kotoko ha encontrado en este pueblo leonés la oportunidad de servir a la población más humilde interviniendo en proyectos como construcción de pozos, letrinas y aseo personal.

En los colegios desarrolla charlas para dar a conocer la importancia de la higiene y de la alimentación sana.

Sus tareas se dividen entre las visitas a las zonas rurales y la oficina en el centro de El Sauce.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las personas a través de charlas educativas.

Cuando El 19 Digital visitó a Kotoko la encontró vestida con una camiseta de la ONG, unos jeans rosados y unas sandalias bajitas, dispuesta como todos los días a caminar para conocer las necesidades de las personas que habitan en las cinco comunidades y tres escuelas que atiende.

"Yo hablo de la importancia de lavarse las manos. Antes de ser enfermera yo tenía costumbre de lavarme las manos, pero ahora puedo enseñar a lavar las manos porque es algo muy importante para prevenir muchísimas enfermedades".

"Nuestro trabajo es compartir la importancia de la higiene y siempre construir pozos, letrinas, estufas".

"Estamos avanzando poco a poco sensibilizando en las escuelas, a las familias de las comunidades dando charlas".

"He aprendido bastantes cosas sobre el trabajo de El Porvenir durante el tiempo que tengo acá, yo estoy participando de este trabajo y he aprendido bastante y sé que vamos avanzando poco a poco y también muy importante la comunicación con la familia para llevar las recomendaciones poco a poco".

"Viviendo en El Sauce puedo sensibilizar a las familias de las comunidades y he aprendido muchas cosas y mucha experiencia sobre la cultura de Nicaragua y también mi contra parte ha aprendido algo de mí".

En las letrinas Kotoko ha promovido a la vez que la limpieza, el arreglo de estas. Un lugar limpio y bonito.

Decoración con flores, cortinas e información animada se puede ver en las letrinas.

"Antes las letrinas no estaban sucias, pero también tienen higiene y conocimiento de higiene".

La cooperación de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) cumple 25 años de estar en Nicaragua apoyando en el desarrollo del país con diferentes proyectos.

Martha Oneyda Hernández, coordinadora de Agua y Saneamiento en El Sauce, resaltó que el trabajo de Kotoko como educadora comunitaria ha permitido que en cinco comunidades y tres escuelas haya cambio.

"Le da seguimiento a los proyectos en temas de educación porque los proyectos se entregan pero no se les informaba sobre los cambios de higiene y ahora a través de las visitas casa a casa ha podido concientizar a los comunitarios para que hagan cambios de higiene".

Nildia Tercero, de la comunidad San José, es una de las tantas protagonistas de los proyectos de instalación de letrinas, agua y saneamiento.

"Esto ha sido algo muy importante porque es un sacrificio lo que hace ella dejar su familia para ayudarnos y enseñarnos".

"Cualquier duda que tenemos para tratar a las letrinas le preguntaban a Kotoko. Mal olor o si se nos está deteriorando entonces ella viene a ver qué pasa y nos explica".

"Antes las letrinas las teníamos sucias y como nos explicaba ella que es un lugar donde hacemos nuestras necesidades y deben conocer estar limpias y bonitas para evitar los virus".