“Gracias a Dios que estamos unidos, gracias a Dios que somos familia, gracias a Dios que aquí nacimos, que aquí vivimos y aquí vamos construyendo el futuro en rutas de prosperidad, en alianzas de prosperidad, que son las que, Dios mediante, resultarán fortalecidas este próximo 4 de noviembre”, expreso Rosario este miércoles en comunicación con el pueblo a través de los Medios del Poder Ciudadano.

La compañera agradeció a todos aquellos nicaragüenses que se han venido incorporando a este Modelo Solidario, Cristiano y Socialista, “donde todos ponemos el corazón” y donde “todos estamos cada vez más convencidos de que sin fraternidad no hay futuro”.

Destacó que hacer crecer esa fraternidad y unidad es lo que nos garantiza las alianzas de prosperidad.

“En Nicaragua se han producido cambios trascendentales, hemos vivido cambios espirituales trascendentales. Nosotros invitamos a las iglesias a analizar, a reflexionar sobre estos cambios en la cultura política que se derivan de los cambios en la práctica cristiana, haber asumido el amor cristiano, la reconciliación, el encuentro como compromiso de vida y desde allí construir los puentes que nos acerquen a transitar esos puentes y desarrollar estas prácticas genuinamente cristianas, fortalecidos desde la fe, desde los valores y desde nuestras creencias, porque sabemos que somos hermanos”, manifestó.

Durante su alocución, la compañera Rosario agradeció y dio lectura a una carta del padre Naguib Eslaqui, en la cual invita a todos los nicaragüenses a vivir el domingo 4 de noviembre “la fiesta de elegir a nuestras autoridades municipales en un ambiente de civismo seguridad y democracia.

“Gracias a Dios el voto nos permite afianzar y continuar con un modelo Cristiano, Socialista y Solidario que nos da la oportunidad de experimentar el mayor regalo de Dios en nuestras vidas: El amor, el don del amor que es el Espíritu Santo derramado sobre nosotros en nuestros corazones, el amor entendido como el gozo de servir, compartir y ser constructores de paz”, señala el Padre Eslaquit.

“Ese amor cristiano es solidaridad y vamos destruyendo las barreras del egoísmo que nos han separado y construyendo puentes que nos unen con tanta restitución de derechos. Por eso estoy convencido que con la ayuda de Dios y el apoyo masivo del pueblo más del 80% de la población votará a favor del pueblo alcalde”, destacó el líder religioso.

En su misiva el padre Eslaquit recordó una frase el Apóstol Pablo plasmada en la primera carta a los Corintios en la que señala que “aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, aunque tuviera el donde profecía y de fe, aunque repartiera todo lo que tengo y sacrificara mi cuerpo, si no tengo amor no soy nada”.

“En este amor-solidaridad, amor-comunidad, amor-alegría, amor-paz, fortaleceremos el cristianismo, socialismo este 4 de noviembre. El ideal de unidos ser la alegría de vivir en paz,  nos invita a seguir  soñando, a evolucionar cultural y espiritualmente para que nuestros esfuerzos continúen ensanchando los caminos de bendición, más caminos de bendición, prosperidad y victorias”, destacó el también director del Centro Espiritual Betania de Dolores, Carazo.