Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, felicitó al gobierno del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario por la inauguración este miércoles del Museo San Juan Pablo II, ubicado en Managua.

La iniciativa, fue considerada por el alto prelado nicaragüense como un gesto de amor al Santo Padre que jugó un gran papel en la Iglesia y que siempre fue amigo de Nicaragua.

“Yo creo que tenemos que felicitar al Señor Presidente y a Doña Rosario por esta iniciativa que han tomado y que sigan realmente amando al Papa Juan Pablo II y que lo encomendemos en nuestras oraciones. Pero son dignos de encomio lo que están haciendo (…) es un homenaje que debemos agradecer al Señor, que Juan Pablo II desde el cielo bendiga a Nicaragua”, afirmó.

El Cardenal Obando, recordó que San Juan Pablo II expresó mucho amor a Nicaragua, demostrándolo con las dos visitas hechas a tierra pinolera, país que demostró que el sentimiento es reciproco.

“Entonces este museo lo vemos con mucho agrado y rezamos por el Papa Juan Pablo II que estará orando por nosotros desde el cielo”, dijo.

En ese sentido, expresó que al estar presente el miércoles durante la inauguración del museo, rememoró como el Santo peregrinaba por el mundo desarrollando diversas actividades.

Al mismo tiempo, se refirió a los momentos que compartió con el Papa y la relación que lograron formar durante ese tiempo.

“Recordamos con mucho cariño. Yo tuve la oportunidad de estar con él, celebrar la misa con él aparte, me invitó a alguna eucaristía, un buen amigo mío”, confirmó.

A su vez, recordó de la personalidad de Juan Pablo II, que era un hombre muy accesible, que siempre tenía en su mente a Nicaragua. “Nos amó mucho el Papa”, reiteró.