La Autoridad de Embriología y Fertilización Humana (HFEA) del Reino Unido dio hoy luz verde a la fecundación de bebés nacidos a partir del ADN de "tres progenitores", a fin de evitar enfermedades congénitas.

El regulador británico aprobó esta controvertida medida para poder prevenir los nacimientos de niños con enfermedades genéticas incurables, aunque deberá autorizar cada caso de manera individual antes de que estos procedimientos puedan efectuarse.

"Se trata de una decisión de importancia histórica", señaló hoy Sally Cheshire, presidenta de la HFEA.