La detección en Costa Rica de 20 aparatos para robar datos de tarjetas magnéticas (skimmer) en cajeros durante los últimos cuatro meses preocupa hoy a las autoridades bancarias, que pidieron a los usuarios reforzar la seguridad.

El vocero de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), Rodney Jiménez, afirmó que la cifra resulta preocupante, pues demuestra que las organizaciones criminales siguen acechando a los clientes bancarios, de acuerdo con un reporte del diario La Nación.

Estos delincuentes colocan los skimmer en los cajeros y la información que roban la envían a otros países para cometer la estafa fuera del suelo costarricense, refirió al periódico uno de los investigadores bancarios, que no identificó.

Reveló que el fin de semana anterior fueron detectados dos skimmer en cajeros del Banco de Costa Rica (BCR) y de un supermercado, ambos en esta capital.

Sin embargo, la jefa de la oficina de Investigaciones del BCR, Monserrat Alfaro, sostuvo que lograron identificar la colación de esos dispositivos y gracias a la reacción oportuna evitaron perjuicios a sus clientes.

Estadísticas del Organismo de Investigación Judicial reflejan que solo en la capital tica entre setiembre y la primera semana de diciembre de 2016 registraron 215 denuncias por clonación de tarjetas magnéticas (de crédito o débito).

A la ABC preocupa que las denuncias por perjuicio económico se presentan varios días después de la colocación de los dispositivos en los cajeros.

Por ello, recomiendan a los usuarios revisar que no esté floja el área circundante a la ranura donde se inserta la tarjeta, estar atentos ante cualquier componente o dispositivo que no pertenezca al cajero automático que puede estar encima, pues puede ser una cámara.

Asimismo solicita al cliente tapar con su mano el teclado al momento de colocar el pin de seguridad, en caso de que el cajero emite un error o fuera de línea, no insistir en realizar la transacción y comunicarle al banco si el estado de cuenta refleja un movimiento extraño.