Al menos 10 personas murieron como consecuencia del paso del ciclón Vardah por el sureste de la India.

La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA, por sus siglas en inglés) informó que el ciclón penetró sobre la costa de Tamil Nadu a varias decenas de kilómetros al norte de la capital del estado, Chennai, donde provocó cuatro muertos.

También hubo víctimas mortales en Nagapattinam, Kanchipuram y otras zonas de Tamil Nadu. La velocidad del viento alcanzó 120 kilómetros por hora, pero se redujo a la mitad hacia la medianoche.

Aún así, más de 50 casas sufrieron daños al paso de Vardah que también tumbó algunas torres eléctricas y hasta 8.000 árboles.

Las autoridades decretaron alerta en las unidades militares y de protección civil y evacuaron a unas 17.000 personas —habitantes de las zonas más vulnerables en Tamil Nadu y Andhra Pradesh— a los centros de acogida especiales.

Vardah provocó el retraso de al menos 50 vuelos nacionales e internacionales y el cierre del servicio de tren desde Chennai hacia el oriental estado de Bangalore y a la navegación en toda la costa del sureste del país por el alto oleaje.