Conscientes de la peligrosidad que implica manejar pólvora, los comerciantes de los diferentes puestos de venta que se han instalado en toda Managua en esta temporada, aseguran que están tomando las debidas medidas de precaución orientadas por la Dirección General de Bomberos (DGB).

Afirman que el acompañamiento de la DGB, la Dirección de Armas y Explosiones de la Policía Nacional y de otras instituciones del Estado, es algo fundamental, pues de esta manera se está garantizando la seguridad tanto de vendedores como de compradores.

El puesto de venta ubicado en Tiscapa es una prioridad para las instituciones de emergencia, ya que éste también es un centro de abastecimiento. Santiago Membreño, Vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de Juegos Pirotécnicos, manifiesta que los bomberos, en particular, realizan exhaustivas inspecciones cada dos días, donde observan el sistema de almacenamiento, el tipo de pólvora, los tramos donde se expone el producto, la disposición de agua y extintores, y la preparación de los comerciantes para actuar ante cualquier situación que se presente.

Los comerciantes están siendo bien estrictos en cuanto a quién venden la pólvora. En este sentido, aseguran no estar vendiéndola a menores de edad y a personas en estado de ebriedad.

Vale apuntar además que en cada puesto de venta, permanece un camión cisterna de los bomberos, ello con el objetivo de actuar inmediatamente en el caso de ocurrir un accidente.

“Gracias a Dios tenemos el apoyo del cuerpo de bomberos, que desde que nosotros entramos hasta que nos vamos, ellos nos apoyan”, subraya Martha Ortiz.

El Comandante Jorge Viera, Jefe de la DGB en el Distrito I de Managua, asegura que incluso están exigiendo que en las cercanías de los tramos no haya ningún vehículo estacionado, pues esto también podría desencadenar un accidente. Igualmente en puestos con bastantes áreas verdes han pedido que se haga una ronda cortafuegos para evitar que personas ajenas provoquen un incendio.