El ciclón Vardah penetró hoy en el suroriental estado indio de Tamil Nadu con fuertes lluvias y vientos de más de 110 kilómetros por hora.

Según fuentes del gobierno, citadas por la agencia de noticias ANI, ya fueron evacuadas más de siete mil 300 personas, aunque la cifra podría aumentar en las próximas horas.

Televisoras nacionales mostraron imágenes de numerosos árboles arrancados y daños a numerosos automóviles en Chennai (antigua Madrás), la capital estadual, y un fuerte oleaje en la costa.

El Departamento de Meteorología (MeT) advirtió que en algunas zonas del territorio pueden caer hasta 25 centímetros de agua, con el consiguiente peligro de inundaciones, que en Tailandia causaron al menos 14 muertos.

Los expertos temen que la elevación del mar en la zona costera cubra de agua parte de los distritos de Chennai, Thiruvallur y Kanchipuram, en Tamil Nadu, y Nelore, en Andhra Pradesh.

Las precipitaciones también afectarán el sur del estado de Andhra Pradesh, subrayó S. Balachandran, del MeT.

Ante la situación, la Fuerza Nacional de Repuesta a Desastres trasladó ocho equipos hacia algunas areas más propensas a sufrir los embates del fenómeno meteorológico.

Mientras, la Armada movilizó a los buques Shivalik y Kadmatt para ayudar en cualquier tarea de rescate marítima y el Ejército acuarteló a siete unidades con el mismo objetivo.

Las autoridades llamaron a la población a almacenar agua, alimentos y medicinas, a no salir a las calles y a mantenerse informado a través de los medios de comunicación.

Por su parte, el director del aeropuerto de Chennai, G. Chandramouli, anunció la suspensión de 46 vuelos, una decisión que también aplicaron los directivos de ferrocarriles.