Este fin de semana largo, luego de celebrar a la Purísima Concepción de María, muchas personas aprovecharon para salir en familia a recrearse sanamente a diferentes lugares de esparcimiento habilitados por el Gobierno Sandinista.

Muy cerca de Managua hay dos lugares que últimamente se han convertido en sitios de reunión familiar. Hablamos del Centro Recreativo Xilónem, ubicado en el kilómetro 16 de la carretera a Masaya, y el Parque Saurio, del municipio de Nindirí.

Ambos lugares brindan a los visitantes momentos de relajación y diversión, sean estos niños, jóvenes, adultos o ancianos.

Xilónem se caracteriza por sus amplias piscinas, sus espacios de pic-nic, y áreas verdes.

“Es muy bonito el ambiente, muy familiar, muy limpio. Vine con mis hijos. Después de varios años es la primera vez que vengo. El Gobierno está haciendo muy buen trabajo promoviendo los sitios turísticos de Nicaragua y sobre todo los que están bastante cercanos a la ciudad, para los que no contamos con los recursos de movilizarnos muy largo”, dijo Ruth Ampié, una de las visitantes a este centro recreativo.

Aunque las personas pueden llevar su propia comida, quienes no deseen muchas complicaciones, bien pueden comprar sabrosos y económicos platillos cocinados por pequeños comerciantes de Xilónem.

María Elsa Wheelock, ofrece platos como pollo, carne de cerdo o res, con precios que van desde los 40 hasta un máximo de 100 córdobas. Además de ello, ofrece hamburguesas, tajadas con quesos y quesillos.

El Parque Saurio, si bien cuenta con bellas áreas verdes y extensos andenes para pasear, su principal atractivo es el mundo prehistórico que muestra a través de varias esculturas de dinosaurios.

“Es muy bonito y a los niños les gusta. Es la primera vez que vengo con mi nietecita aquí al parque. Ella estaba que quería venir, quería conocer los animales”, señaló Maribel Toruño.

Una de las cosas por la que los padres llevan a sus hijos al Parque Saurio es por el hecho de que además de ser recreativo también ayuda a afianzar su educación.