Las autoridades indonesias confirmaron hoy que más de 45 mil personas permanecen sin hogar tras el sismo del 7 de diciembre que causó más de cien muertos y 700 heridos.

Tenemos registrados a 45 mil 300 desplazados en varias localidades, precisó el portavoz de la agencia encargada de la ayuda a las víctimas, Sutopo Purwo Nugroho.

El sismo de magnitud 6,5 en la escala de Richter destruyó cientos de edificios y viviendas en la provincia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra.

La mayoría de las personas desplazadas duermen en carpas cerca de sus antiguas casas, indicó el vocero.

Purwo Nugroho añadió que muchos de los indonesios afectados rechazaron la evacuación hacia centros de acogida debido al temor de nuevas réplicas.

El Ejército instaló cocinas, refugios y un hospital de campaña en la ciudad de Meureudu.

Mientras, el presidente Joko Widodo visitó el viernes la región y prometió reconstruir todos los edificios y viviendas afectadas por el terremoto.

El archipiélago indonesio se halla ubicado en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, conocido como la zona de mayor actividad sísmica y volcánica del mundo.