Hacer un recorrido por la Avenida de Bolívar a Chávez en el mes de diciembre es adentrarse en la cultura, tradición y religiosidad del pueblo nicaragüense.

En los primeros días del mes festivo, enormes y coloridos altares en honor a la Inmaculada Concepción de María sobresalen a ambos lados de la larga Avenida.

Estos altares, más de 50 este año, dan fe de la devoción y al amor que el pueblo nicaragüense siente por la madre de Dios.

Además de los altares, en diciembre se instalan las luces y adornos navideños. En la Plaza San Juan Pablo II aquellos que visiten la Avenida pueden hacerse fotografías al pie del árbol navideño más grande de Nicaragua que mide más de 70 metros. Y en el Paseo de los Estudiantes enormes adornos navideños son la distracción de chicos y grandes.

Las familias que visitan la avenida quedan fascinadas con el arte, el colorido y la alegría que se siente en esta zona de la capital.

"Este es un ambiente propicio, navideño, es un ambiente de fe y de amor a nuestra Madre Santísima, porque la estamos honrando con los cantos, con los altares. Nosotros los nicaragüenses la mayoría somos marianos y amamos a nuestra madre santísima", dijo Brenda Fonseca, una de las centenares de visitantes de la Avenida Bolívar.

"Nosotros venimos desde Jinotega y como aquí dice el Macizo de Peñas Blancas que es nuestro, pues aquí estamos disfrutando. El ambiente es muy bonito, nosotros andamos haciendo un trabajo y aprovechamos para venir a visitar. Esto está muy lindo, muy bonito", manifestó Sandra Sánchez, quien andaba con un grupo de amigas disfrutando de todos los altares instalados en la Avenida de Bolívar a Chávez.

Ana Fuentes, procedente de Ciudad Sandino, dijo que llegó acompañada de su hijo y su esposo. "Yo le dije a mi esposo que nos trajera y ahora veo que está bonito, es educativo porque promueve mucho la navidad y la cultura nicaragüense. Ya pasamos por los altares y fuimos a ver el árbol de navidad", comentó.

"A mí me gusta esa parte que están promoviendo nuestra cultura, y además se le da otra alternativa al pueblo para que se distraiga de manera sana", señaló Fuentes.

"Esto está muy bueno, nos gustaron los altares y ahora ya se siente que viene la Navidad con todos esos enormes adornos de colores. Es un lugar que se tiene que visitar aquí en Managua. Hay mucha gente y todo el mundo anda tranquilo haciendo su paseo y distrayéndose con seguridad", opinó Sergio Rueda.