Como una jornada exitosa fue calificado, el denominado "Plan Pólvora" que impulsó la Dirección General de Bomberos (DGB) en alianza con el Benemérito Cuerpo de Bomberos, Bomberos Unidos sin Fronteras y Bomberos Voluntarios de Nicaragua, entre el 7 y 8 de diciembre.

Un total de 1500 bomberos a nivel nacional, participaron en los diferentes planes de seguridad en los barrios, puestos de venta de pólvora, lugares de recreación familiar, así como Avenida Bolívar a Chávez y plazas públicas o parques en los 153 municipios del país.

El comandante Ramón Landeros, Jefe de la Dirección General de Bomberos, informó en conferencia de prensa, que el 7 de diciembre fecha que se celebró la tradicional Gritería, atendieron 521 servicios, 114 más que el año pasado. Este incremento obedece a que por primera vez, las instituciones bomberiles trabajan unificadas.

Durante el 7 de diciembre se inspeccionaron a nivel nacional unos 365 puestos de pólvora y 69 altares dedicados a la Virgen María.

“Queremos agradecer infinitamente a Dios, a la Virgen María, a la población, al Comandante Daniel Ortega, a la Compañera Rosario Murillo, por el excelente plan que realizamos todas las instituciones, particularmente los bomberos unificados que trabajamos de manera articulada con más de 1500 bomberos, garantizando la paz y la tranquilidad en las familias este 7 diciembre”, dijo Landeros.

Resaltó que el plan fue exitoso, porque las familias pusieron en práctica todas las medidas de prevención en sus hogares y en los diversos puestos de pólvora.

El comandante Enrique Chavarría de los Benemérito Cuerpo de Bomberos, manifestó que el principal mérito, lo tiene las familias nicaragüenses, que acataron las medidas de prevención, de tal manera que no se registraron hechos lamentables.

Este año no se reportan hechos lamentables relacionados con la venta y/o manipulación de pólvora, solamente un caso leve de un niño de 18 meses que circulaba junto a su padres en el sector del Ministerio del Trabajo, cuando una varilla de cohete aún con brasa le cayó por la espalda, causándole una lesión leve que fue atendida inmediatamente por los bomberos.

Otro hecho relevante, pero sin grandes pérdidas, fue un principio de incendio en una vivienda ubicada por el sector de los semáforos del Bóer en el barrio Rigoberto López Pérez. En este lugar tomó fuego una cortina, que amenazó con extenderse a otras zonas de la vivienda, pero fue apagada oportunamente por los bomberos.

Las autoridades bomberiles pidieron a las familias, tomar o fortalecer las mismas medidas preventivas para los días siguientes, particularmente el 24 y 31 diciembre, fecha que se compra una muy buena cantidad de fuegos pirotécnicos.

En la conferencia de prensa, además del comandante Landeros, también participaron el Comandante Enrique Chavarría del Benemérito Cuerpo de Bomberos; Jaime Delgado de Bomberos Voluntarios de Nicaragua y el Comandante Manuel Zamora de Bomberos Unidos Sin Fronteras.