En el barrio Waslala ubicado en el Distrito III de Managua, las familias junto a brigadistas del Ministerio de Salud, ocuparon este día, feriado en el sector público nicaragüense, para luchar contra el zancudo causante del virus del Dengue, Chikungunya y Zika, en una nueva jornada anti epidémica.

De esta manera se reafirma el compromiso asumido por el Gobierno Sandinista, que en alianza con las familias nicaragüenses, incentivan las campañas de limpieza y de salud, para evitar ser presa de las enfermedades producidas por el zancudo Aedes Aegypti.

La doctora Zoila Canales, director del Centro de Salud Altagracia, detalló que fueron 150 viviendas del citado barrio, las que permitieron el ingreso de los brigadistas que contribuyen a ese esfuerzo por llevar mejor calidad de vida en los hogares.

De acuerdo a Canales, la fumigación mata al zancudo que se reproduce en recipientes de agua limpia en nuestras propias viviendas.

“Siempre le hacemos el llamado a la población que siempre nos dejen entrar, que tenemos que eliminar el zancudo adulto que tenemos en nuestras habitaciones y recordamos que tenemos que eliminar todos los depósitos que puedan contener agua y que puedan ser criaderos de zancudo”, expresó Canales, que aseguró que cada 8 días regresan a un barrio que previamente fue fumigado.

“Es una jornada que es continua, no vamos a descansar, ni siquiera en la fechas de vacaciones para que la población esté tranquila y goce de estas fiestas navideñas”.

Las familias conscientes de que la responsabilidad es compartida, abrieron sus hogares a las brigadas del MINSA, para tener fumigada su casa y de esa manera eliminar cualquier zancudo adulto.

“Yo tengo hijos pequeños y no quiero que se enfermen, por eso permito la entrada de los brigadistas, es algo que debemos hacer todas las familias. Es para protegernos, es un bien para nosotros y nuestros ancianos”, mencionó Diana López.

En tanto la señora Rosa López, aplaudió que por segunda ocasión en la semana, los brigadistas llegaron hasta su casa, primero echando abate en las pilas o barriles y este viernes pasaron fumigando.

“Todo el tiempo he abierto mi casa a los brigadistas, porque el bien es para nosotros, para los niños y los adultos mayores, tenemos que tener conciencia que el zancudo produce enfermedades”, señaló doña Rosa.

El señor Juan Torres, aseguró que las jornadas de salud son una excelente idea que ha impulsado el Gobierno Sandinista, muestra que se preocupa por la prevención en salud y por las familias que están expuestos a estos virus, que solamente con limpieza e higiene son eliminados.

“Pienso que es un buen trabajo, de esa manera hay bastante limpieza, estas campañas ayuda a que los ciudadanos y vecinos nos pongamos las pilas para limpiar el barrio”, citó Torres.