El riesgo que supone este invierno el fenómeno meteorológico La Niña provocó hoy la activación de una alerta en este país, establecida por el Centro Nacional de Pronóstico Ambiental Marino (Cnpam) de China.

Un comunicado emitido por la entidad, advierte sobre la esperada formación de un patrón débil en el área ecuatorial del centro-este del Océano Pacífico.

Los flujos de aire frío de este invierno son más activos y se prevé que La Niña traiga mayores vientos y oleaje a las áreas costeras del este y el sur de China, mientras que en el mar del norte del país se formará hielo de manera gradual en diciembre, detalló el Cnpam.

En ese sentido, el Centro aconsejó que se adopten medidas por marejadas ciclónicas, oleaje y heladas marinas.

El subdirector del Cnpam, Yi Xiaolei, declaró que el Centro observará de cerca la evolución del océano y la atmósfera en el Pacífico ecuatorial y emitirá alertas cuando proceda.

El fenómeno atmosférico La Niña se caracteriza por muy bajas temperaturas marinas en el Pacífico ecuatorial oriental-central y suele ocurrir tras un fuerte episodio de El Niño determinado por temperaturas oceánicas inusualmente calientes sobre la zona ecuatorial del océano Pacífico.

Tanto El Niño como La Niña, son los ejemplos más evidentes de los cambios climáticos globales, siendo parte fundamental de un vasto y complejo sistema de fluctuaciones.