Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, dijo sentirse muy complacido con el desborde de fe que demostró sentir este miércoles el pueblo nicaragüense durante la tradicional Gritería a la Purísima Concepción de María.

El Cardenal Brenes manifestó haber visitado algunas parroquias de Managua donde fue evidente la gran cantidad de fieles devotos de la Virgen.

“En cada una de ellas miré expresiones tan hermosas, sobre todo un gran acto de fe, (de) cómo se acercaba la gente a rezarle a nuestra madre, la Santísima Virgen María”, subrayó en declaraciones a los medios de comunicación en la Parroquia Inmaculada, del barrio Altagracia.

Para el religioso, esto fue también el fruto de la enorme labor realizada por los sacerdotes y sus agentes de pastorales en cada una de sus comunidades.

Brenes insistió en que la Gritería no hay que verla sólo desde el punto de vista tradicional, “sino más bien ver un acto maravilloso de fe, de este pueblo que agradece a Jesús el habernos dado como Madre (a María)”.

En Managua se erigieron este 7 de diciembre bellos altares en prácticamente todos los barrios. El Cardenal Brenes indicó que se estima que hubo más de 1 mil 500 inscritos en un concurso auspiciado por la Alcaldía de Managua.

“Cada uno de ellos es una obra de arte”, apuntó.

El Cardenal agradeció el esfuerzo de muchas familias por celebrar a la Virgen.

“Creo que siempre la Virgen no se deja ganar, sino que siempre es generosa con nosotros, y creo que (la Gritería) es una muestra de ese amor, de ese cariño de todos nosotros los católicos para con María, nuestra madre”, enfatizó el también Arzobispo de Managua.